sábado, 12 de noviembre de 2011

Marifer Gutierrez, el papel del diseñador y la innovación

Vivimos en una sociedad en la cual la tecnología se ha convertido en un elemento clave de nuestras vidas. Desde la Revolución Industrial la tecnología ha hecho cambios impactantes en el diseño industrial. Gracias a esta tecnología el diseño industrial se ha podido desarrollar y se ha convertido en una profesión ampliamente reconocida.

Pero a pesar de las grandes ventajas que tuvo el surgimiento de estas nuevas tecnologías, no todos estaban realmente convencidos de que era la mejor opción. Durante la época de la Revolución Industrial surgieron muchas protestas y se creó una nueva organización llamada luditos, los cuales estaban en contra de cualquier cosa que tuviera que ver con la tecnología. Sin embargo ninguna de estas protestas tuvieron éxito, las máquinas acabaron ganando y la gente perdió su trabajo.

El diseño actualmente no es la excepción, todavía existen diseñadores que se resisten al cambio. El no hacer nada está afectando a las próximas generaciones, las cuales no reciben ningún conocimiento en su etapa educativa y cuando se tienen que enfrentar al ámbito profesional no tienen la capacidad de aplicar sus conocimientos al máximo. Esta situación no solo sucede en México y en países de Latinoamérica, sino a nivel mundial y es llamada Crisis de Identidad Mundial.

Como diseñadores debemos comprender la necesidad de estos cambios y en lugar de resistirnos a ellos, adaptarlos a nuestra vida para de esta manera poder mejorar el entorno en el que vivimos. El diseño es una profesión que tiene cambios constantes, pero más que cambios se puede considerar una transformación, ya que la disciplina no es la que cambia sino los elementos que la conforman.

Por otro lado se encuentra la sobreoferta de diseñadores no sólo en México, sino a nivel mundial. Diariamente surgen nuevos diseñadores que buscan la mejor preparación posible para poder triunfar en su campo de trabajo. Surgen nuevas escuelas, maestrías, diplomados, cursos, etc. Esto muestra la importancia de la educación en el diseño y la demanda que esta tiene. Cada día se requiere y se exige mayor y mejor educación. Las escuelas de diseño están creando más de lo que el mercado o el ámbito profesional puede absorber. La alternativa es formar diseñadores que tengan los conocimientos y cualidades necesarias que demanda el campo laboral, que tengan la capacidad de ser multidisciplinarios y que piensen de una manera más estratégica. Actualmente surgen muchos diseñadores los cuales no cuentan con la preparación necesaria para poder tener éxito en su vida profesional, las escuelas encargadas de la preparación de las nuevas generaciones no se encargan de tener una educación de punta, sino de generar mayor ganancia sin importarles los problemas que se generen más adelante.

El mercado demanda “gente capaz de resolver problemas creativa y analíticamente, gente observadora y con una buena comunicación de ideas”. Los diseñadores contamos con estas cualidades y debemos aprender a explotarlas al máximo. Si volteamos a ver lo que sucede a nuestro alrededor nos podemos dar cuenta que lo que importa realmente es la cualidad para mejorar el estado de las cosas, ya no importa el tipo de diseño en el cual estés. Anteriormente esto era de gran importancia es por eso que se creó la división de profesiones entre diseño gráfico, textil, industrial, arquitectura, etc. Pero en los últimos años esta visión ha cambiado, ahora cualquiera pude hacer otro tipo de diseño.

Por otro lado nos podemos dar cuenta que la mayoría de los objetos que ocupamos diariamente fueron creados por diseñadores anónimos, los cuales se preocuparon por crear objetos o servicios que fueran eficientes, inteligentes, que resolvieran una necesidad real, tomando en cuenta factores humanos. A diferencia de las empresas como Alessi y Flos que basan su éxito en el diseño de autor y lo único que les importa es el ser reconocidos mundialmente. Los diseñadores estamos siendo educados para resolver necesidades, para mejorar la calidad de vida de las personas, y si nos preocupamos únicamente por tener un éxito a nivel mundial dejamos de ver lo importante y dejamos de hacer diseños eficientes y útiles para las personas,

La profesión se ha ido transformando y para poder crear objetos que satisfagan necesidades, necesitamos conocimientos de otras profesiones, abrirnos a conocer nuevas disciplinas para poder ser más competitivos en el campo profesional. Anteriormente el diseño nada más se enfocaba y se alimentaba de su propio conocimiento y eso limitó en gran manera su desarrollo.

La innovación es una de las necesidades más importantes que debe de tener una empresa. Las empresas se debe de preocupar por ir reinventado y renovando sus productos, servicios, promociones, ofertas, etc. para no quedar obsoletos y poder seguir compitiendo frente a la enorme globalización y competitividad que existe. Hacer diseño es hacer innovación y esto es algo que muchos diseñadores no tomamos en cuenta y no estamos conscientes. La innovación va más allá de crear productos novedosos, es algo que requiere de la interacción con otra ciencias.

Se necesita saber y conocer el proceso de desarrollo de productos y adoptar una metodología que nos ayude a ampliar nuestro campo de interacción. A esto se le llama planificación de diseño y es el proceso que utilizan los diseñadores y el cual les resuelve la necesidad de lo que van a diseñar. Hacer innovación requiere entender al usuario para de esta manera poder descifrar las necesidades, comprender su entorno, idear soluciones y de esta manera poder generar y asegurar un desarrollo óptimo.

Las habilidades que los diseñadores requieren para lograr una óptima habilidad de innovación y las cuales deben aprender en su etapa educativa son las siguientes: ser capaces de detectar cualquier problema y estar en constante cuestionamiento, estar pendientes de lo que sucede a nuestro alrededor, proponer cosas nuevas, tener empatía con el usuario para poder satisfacer sus necesidades y por último ser capaces de comunicar de manera correcta sus ideas.

Actualmente los diseñadores tenemos todas las posibilidades de generar cambios para mejorar. Debemos de dejar nuestro miedo a un lado para de esta manera poder irnos transformando junto con el diseño para poder lograr cambios fascinantes. El diseño es la pieza más importante para la innovación y es por ellos que debemos explotar las alternativas que hay para el diseño, en lugar de quedarnos en un mismo punto y no progresar. Uno de los pasos más difíciles de esta profesión es la capacidad de arriesgarse y no tener miedo al fracaso, nosotros como nueva generación tenemos la responsabilidad de cambiar esto, para que en un futuro la mentalidad de los jóvenes cambie y vean que arriesgándose y siendo valientes pueden llegar a un triunfo. De esta manera no solo podremos mejorar como diseñadores, ni como comunidad, sino como país. Logrando todo esto podremos convertirnos en un país valiente, que no le tenga miedo al fracaso y poder ser un ejemplo.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Vania Traschikoff La transformación del diseño a la innovación

La historia de la producción de los objetos es tan antigua como el hombre mismo. El hombre es considerado como tal sólo a partir del momento en que crea sus propios medios de vida: cuando transforma la naturaleza.

El momento cumbre de nuestra disciplina se da en la Revolución Industrial, que comenzó en el siglo XVIII, hizo que se pasara de la producción individual a la división del trabajo en las fábricas.

El diseño industrial es un fenómeno vivo y dinámico. Y así como fue en la revolución industrial tenemos que tener muy presente que la tecnología e innovación es parte de nuestra vida cotidiana, al igual que el diseño de nuestros días no puede quedarse estancado en un mismo discurso, cambia y se mejora día con día, el cual va de la mano de la tecnología.

El autor de la lectura nos presenta varios puntos de vista, en cuanto a la transformación del diseño. Comencemos hablando sobre la sobreoferta de diseñadores, como él lo menciona, creo que es algo dramático el tono en el que l lo menciona, simplemente no creo que la carrera de diseño esté produciendo mas diseñadores que las que el mercado puede absorber, pero estoy totalmente de acuerdo en el punto que los diseñadores tienen que ser multidisciplinarios, como también lo menciona en otro de sus puntos, ya que debe conocer temas variados de acuerdo de los trabajos que deba realizar, lo cual lo convierte en un profesional permeable a los distintos estilos, clientes, usuarios, y problemas. Es investigativo y observador, utilizando métodos de análisis variables, y así obtener solidez del tema a tratar. El diseñador trabaja para el cliente de su cliente, es decir, para el usuario, la persona que utilizará el producto o servicio de la empresa de nuestro cliente, por lo que debe basarse en esta postura para llevar a cabo un diseño. Es por esto que se hacen observaciones hacia un “grupo objetivo”, su comportamiento, sus gustos, sus aficiones, sueños y miedos.

Pero existe otro punto en el que no concuerdo con las palabras del autor; “el objeto del diseño”, por lo mismo que creo que el diseño tiene un sinfín de gamas, creo que es muy razonable que este se encuentre dividido en sus diferentes especializaciones, de por sí creo que a la carrera le falta mucho para que puedas salir siendo alguien con bastante experiencia creo que sería imposible que existiera un diseñador para todo, aunque tiene parte de razón en decir que un diseñador tiene que ser capaz de diseñar cualquier cosa, pero creo que los conocimientos no son suficientes; en dado caso cada diseñador tiene como obligación investigar antes de llevar a cabo un proyecto, pero creo que eso es más bien personal, y depende de las expectativas que cada diseñador tenga para sí mismo.

Me llama la atención los puntos en donde habla de la estrategia y el diseñador anónimo, porque en efecto tiene total razón en cuanto a la primera, creo que a lo largo de este curso me he dado cuenta que el diseño está totalmente ligado a las carreras de administración, marketing, mercadotecnia entre muchas otras, y no funcionaria si no fuera por estas. El diseñador anónimo es algo que no había escuchado y no me había pasado por la mente, pero creo que también es un punto clave para el diseño, al parecer está en lo cierto de que no todas las empresas se pueden basar en el diseño de autor como muchas ocasiones se nos plantea, pero existen otras alternativas en donde podemos hablar de nuevo de que un diseñador tiene que ser multidisciplinario.

El mundo de hoy en constante movimiento ha hecho evolucionar las necesidades de las personas. El mercado avanza y no da pie a quien no va al ritmo. Es por eso que, en conjunto al mercado y sus clientes, el diseñador ha debido evolucionar. En tiempos antiguos, sólo se dedicaba a comunicar ideas en un papel desde la Segunda Revolución Industrial. Hoy, es un eslabón importante dentro de la gama de profesionales que se requieren en una empresa.

Una vez escuché una frase muy buena, que me hizo creer más en la innovación: "Antes de dejar de evolucionar, prefiero dejar de existir". Una frase inspiradora que indica que el cambio es hoy, y ahora. Mi padre también decía: "Sólo los tontos no cambian". Ya desde muy pequeña se me inculcó que no podemos estar sentados esperando a que las oportunidades lleguen, sino más bien, hay que salir a buscarlas. Es por esto que el diseño está surgiendo.

El diseñador en su totalidad, tiene la labor de comunicar. Pero para eso requiere un sinfín de herramientas, que le ayudarán a realizar esta labor de la manera más eficiente. Es proactivo. Esto quiere decir que busca problemáticas, no las espera. Se mueve con el medio y está constantemente estudiando el comportamiento de las personas, logrando así detectar conflictos que puedan ser perjudiciales para el desarrollo empresarial. Está al tanto del mercado, de sus competencias, y sobre todo de sus usuarios, ya que el medio exige mayor movimiento y velocidad mental.

Paulina Barbosa, La transformación del diseño hacia la innovación

Este texto me pareció muy interesante y expone cifras muy reales que muchas veces nos negamos a aceptar. Explica como el Diseño Industrial está enfrentando cambios como la ha venido haciendo desde hace décadas. Sin embargo, estos cambios se enfocan hacia una aplicación del diseño totalmente distinta.

Se nos presentan datos duros los cuales explican la pequeña cantidad de diseñadores industriales que ejercen en el campo de diseño de producto y también se menciona el diseño de autor. Cada vez somos más los diseñadores industriales en México y en el mundo y nuestros conocimientos son necesarios sin embargo no nos estamos dando cuenta y no estamos buscando oportunidades en los lugares correctos.

Hoy en día el diseño es más útil que antes, la creatividad es lo que hace la diferencia en las empresas de hoy en día. La globalización y los avances tecnológicos han llevado a las empresas a resultados nunca antes vistos. En un tiempo como este, la diferencia entre productos, procesos y servicios está en la creatividad en la manera de desarrollarlos y ponerlos en contacto con el usuario.

Las aptitudes con las cuales cuenta un diseñador son excelentes no solo para aplicarlos en aspectos formales sino para el desarrollo de estrategias. Como la lectura dice, las habilidades de un diseñador tienen mucho potencial en muchos ámbitos sin embargo es necesario complementarlas con otros estudios que se relacionen con el usuario y con la administración. Al poder lograr combinar con éxito conocimientos distintos obtendrán ventaja conforme a los demás profesionistas y ofrecerán un plus el cual es necesario hoy en día, en un mundo donde la gente está cansada de ver lo mismo y donde la optimización de procesos es un punto clave para la economía de las empresas y el apoyo al medio ambiente que ahora esta tan de moda.

Realmente apoyo el punto de vista del texto y me parece muy interesante el hecho de infiltrarnos en otras áreas donde podríamos complementar las acciones de un ingeniero, administrador y por qué no hasta un abogado. Es nuestro momento de demostrar como nosotros como diseñadores podremos ofrecer cambios inesperados y positivos en los resultados del desarrollo de las empresas y la venta de productos y servicios.

Es importante evolucionar con el entorno , no podemos dejar que el rápido movimiento de los avances nos coma y nos deje atrás , debemos de ir a la par de este movimiento y a la par de los conocimientos de otras áreas para así lograr verdadera innovación.