viernes, 19 de octubre de 2012

Papel del diseñador en México :: Montserrat Resendes


La lectura me parece muy crítica, considero que toca puntos complejos y que pocas veces se tratan pese a que debieran ser de un gran interés para todo diseñador, tales como: el papel del diseño en la cultura y su impacto, la formación de nuevos diseñadores y los paradigmas a los que responde el diseño.
Considero que es común que los diseñadores dejemos de lado la parte teórica para dedicar mucho más a lo práctico, y creo que es aún más frecuente en nuestro país (al menos ésa es hasta ahora mi perspectiva), lo cual ha traído una serie de consecuencias importantes en lo que se refiere a cubrir necesidades básicas relacionadas con el campo de diseño en nuestro país y a las serias deficiencias que hay en lo que refiere a desarrollo de tecnologías, estrategias y servicios para cubrirlas; pareciera que nos dedicamos más al diseño, rediseño y manufactura de objetos estéticos que a la solución de problemáticas que son más que evidentes.
La reflexión que se hace sobre el papel tan importante que juegan los objetos en la construcción, desarrollo y modificación de la sociedad, su cultura y sus relaciones, es muy atinada, ya que nos recuerda la responsabilidad que, por tanto, tiene el diseñador como un agente que interviene en dicha construcción y nos invita a tomar consciencia del impacto que generamos y la importancia de analizar los discursos que retomamos al diseñar y el mensaje que transmitimos.
Pese a que concuerdo con que las políticas neoliberales han traído muchas consecuencias negativas y que, en su mayoría, han tenido un impacto negativo para las clases trabajadoras medias y bajas y han favorecido desmedidamente a las grandes corporaciones e industrias nacionales e internacionales, me parece que en la lectura sólo se concentran en estos aspectos negativos sin mencionar casi ningún aspecto positivo o alguno que pueda retomarse como punto de partida para conjuntar la dominante visión neoliberalista con una que sea más justa y democrática.
Finalmente, en la parte que se refiere al modelo de educación que tiene la Universidad Iberoamericana concuerdo con que es básico rescatar valores culturales y generar respuestas pertinentes y aplicables al contexto, usando las tecnologías al alcance y que beneficien a la sociedad y los sectores productivos pero desarrollando proyectos que privilegien la calidad. Creo que es muy lógica la promoción de competencias estructuradas y basadas en las habilidades y principios del profesional, siempre y cuando sean dinámicas y resultado de interactuar con elementos culturales como los valores.
Además me parece que los retos que se proponen para la educación del diseñador industrial en el contexto actual son muy acertados: es vital que desde que son estudiantes se vincule más estrechamente con las realidades de diversos grupos sociales, que se les familiarice con el lenguaje propio de la profesión y de otras profesiones, que se fomente un pensamiento crítico sobre el ejercicio de la misma y el contexto en que la desarrollan, así mismo que se facilite la contextualización de los conocimientos adquiridos, entre otros retos, pues es claro que pueden agregarse más. 

Visión prospectiva del Diseño Industrial en México

Por Ma. José Cerbón Canales
Jessica Ladrón de Guevara D.
Juan Pablo Mendoza Ferreira


“El diseño industrial sintetiza conocimientos, métodos, técnicas, creatividad y tiene como meta la concepción de objetos de producción industrial, atendiendo a sus funciones, sus cualidades estructurales, formales y estético-simbólicas, así como todos los valores y aspectos que hacen a su producción, comercialización y utilización, teniendo al ser humano como usuario.” [1] Definir el Diseño Industrial implica tomar en cuenta diversas perspectivas, e incluso así encontraremos múltiples definiciones que no sólo envuelven una actividad, sino un contexto. Es por eso que a través de esta materia nos vemos en la tarea de definir, para nosotros, qué es el Diseño Industrial en México, tomando en cuenta aspectos como su posición en la actualidad, los problemas a los que, como estudiantes, nos vamos a encontrar al salir al mundo laboral y analizar qué es lo que en la actualidad está pasando con nuestros colegas, para proyectar hacia dónde va nuestra profesión en nuestro país.

Este trabajo ahondará en cuatro aspectos: Diseñadores Industriales Mexicanos, Ofertas de Trabajo, Diseñadores Industriales del siglo XXI en el mundo y conclusiones.


Diseñadores Industriales Mexicanos

Durante este curso nos vimos en la tarea de entrevistar a diversos diseñadores industriales mexicanos, donde descubrimos todas las actividades que realizan, lo que nos da una idea del papel que juega el diseñador industrial en el mundo laboral. Dentro de la mayoría, encontramos que son dueños de despachos, empresas y negocios como: Distroller, Cuatro Diseño, Uxor Design Studio, Despacho Ezequiel Farca, Mikasa, Decís México, Godoylab Y Pirwi. Donde encontramos diseño de POP, stands, Store Design, mobiliario de interiores y exteriores, joyería y artículos promocionales como los de Amparín. O colaboradores en colectivos como Cecilia León de la Barra en NEL quien diseña como free-lance e incluso diseñadores como Rogelio Ramos Molina que trabaja como consultor dando soluciones estratégicas a empresas.

Cada uno de ellos tiene fortalezas y competencias que ellos mismos han identificado y que los han llevado a destacar en el campo profesional. Esto lo constatamos a través de la experiencia que han adquirido en diferentes ámbitos, donde se mencionaron: marketing nacional e internacional, identificación de problemas y solución de éstos de una forma diferente y eficaz, enfoque funcional, perseverancia, ir más allá de las expectativas, saber trabajar en equipo, ser buenos líderes y actualizarse constantemente.
La mayoría coinciden en un trabajo metódico y organizado, así como el estar interesados en temas externos a su profesión y que lo que hacen sea una forma de vivir que les apasiona.


Algunos otros mencionan puntos como el ser sociable y optimista y sobre todo el tener conocimientos de otras áreas disciplinarias como contabilidad, administración, medicina, sociológica y técnicas representativas y laborales.

Muchos coinciden en que los obstáculos que se han encontrado son sobre todo, la falta de conocimiento de la profesión por parte de las empresas y los clientes y por lo tanto de una oportunidad laboral, lo que les dificultaba el tener y conseguir proyectos y trabajos, esto significaba tener que tocar puerta tras puerta y demostrar con un muy buen trabajo que como diseñadores industriales somos capaces de resolver problemas de una forma integral. También se menciona el conocimiento teórico pero la falta del conocimiento práctico y es con lo que más han lidiado los diseñadores al salir de la carrera.
Los que han iniciado sus despachos y/o fábricas mencionan problemas financieros y la falta de conocimientos como de contabilidad y administrativos, así como la falta de un buen equipo para poder comprender que se debe saber diseñar, producir, empacar, supervisar, comercializar, cobrar y vender.
Muchos mencionan que ayuda mucho tener contactos, ya que los van llevando a nuevos clientes y a ser reconocidos y por último, aunque no menos importante, mencionan también la protección de sus trabajos (plagio o abuso del cliente).

Así pues en general han logrado superarlos de formas similares, se podría decir que todos se pusieron las pilas, observaron sus debilidades y decidieron empezar a trabajar en ellas. La mayoría fue en cuestión de práctica vs. teoría así como en cuestiones financieras y lo que hicieron fue aprender más con los errores. Cabe resaltar que la organización, planificación y hallar un buen equipo han sido factores fundamentales que se solidifican al encontrar algo que les gusta tanto que deciden ser persistentes.

Fue muy interesante observar que la mayoría menciona lo mismo en cuanto a los principales campos de desarrollo profesional; actualmente en nuestro país falta el conocimiento de la industria sobre lo que un diseñador industrial puede lograr y hacer, por lo tanto no les gusta arriesgarse a contratarnos. En sí, hay campo laboral pero no diseñando objetos sino dando soluciones estratégicas de procesos.
Hay varias opiniones acerca de si hay o no talento, varios mencionan que sí hay y mucho, que contamos con un diseño bello, único, cultural y competente; y algunos otros mencionan que hay poca gente buena y original, falta apoyo educativo básico como el dibujo y la investigación.
Dentro de los aspectos actuales que lo impiden se mencionó: la economía y la ignorancia del pueblo, el gobierno no ha sido capaz de comercializarlo alrededor del mundo, falta de políticas del diseño en México, ausencia de una estructura del diseño a nivel nacional.

Con respecto a dónde está yendo el diseño, se mencionó: diseño de interiores, mobiliario, exhibidores en tiendas departamentales y exposiciones, despachos grandes de diseño, agencias de publicidad, despachos de POP, marketing, desarrollo de productos como Samsonite, Helvex y Vitro, todo lo relativo a computadoras y gadgets, páginas web, empaques, el diseño sustentable, la industria del plástico y las maquilas de la metalmecánica buscarán nuevas formas de aplicar sus materiales.

En general, en cuanto a descubrir oportunidades de trabajo a través de los entrevistados, concluimos que hay muchas, siempre y cuando esté uno dispuesto a luchar, perseverar y desvivirse. Es importante notar que vivimos en un país donde hemos estado tan enfocados en sólo hacer lo que nos enseñaron nuestros antepasados y otros países que admiramos, que realmente nos hemos olvidado de nuestra fuerza de innovación. México se ha definido como mano de obra pero no como mano generadora o creadora de sus propios insumos o de nuevas tecnologías y diseños. Es un trabajo arduo ir por lo que uno quiere, es por eso que los diseñadores que vimos se han desenvuelto en áreas muy diversas, diseñando desde equipo médico hasta POP, porque son los campos en los que ellos han encontrado que sus fortalezas les han ayudado y sus gustos se han reforzado.

La mayoría de los diseñadores menciona que como consejo hacia los estudiantes de nuestra carrera, debemos encontrar algo que nos guste y de ahí explotar nuestro potencial y realmente es algo que ellos aconsejan basándose en sus experiencias. Si vamos a ir tocando puertas y sufriendo altas y bajas, entonces debe ser algo que realmente nos guste, en lo que seamos buenos, y que nos llene, esto nos va a incitar a aprender de otras cosas cuando nos equivoquemos o nos topemos con problemas o simplemente por curiosidad. También se menciona el apoyarnos con equipos de trabajo (ya sean multidisciplinarios o de nuestra misma rama) que nos ayuden a crecer en ámbitos que generalmente una sola mente o un solo par de ojos no pueden llegar a observar y desenvolverse al máximo. Incluso se habló sobre estudios de posgrado, que es más recomendable diversificar en otras áreas como marketing, administración o negocios, para estar más preparados al salir al mundo real.

Ofertas de Trabajo:

Las principales ofertas de trabajo para diseñadores industriales que hay en la actualidad según la extensa investigación que realizamos sobre las bolsas de trabajo son:

- Coordinador de producción
- Supervisor de producción
- Instructor de software de diseño
- Creación de artículos decorativos para el hogar
- Diseño de stands (POP)
- Ingeniero de producto y diseño
- Decorador de interiores
- Diseño de identidad corporativa
- Elaboración de planos
- Elaboración de renders
- Dibujante proyectista
- Dibujante técnico de AutoCad
- Diseñador web
- Consultoría y outsourcing
- Retoque fotográfico

En el mercado laboral actual la mayoría de las empresas todavía no consideran a los diseñadores industriales como parte fundamental de una empresa, ya que no están familiarizados con el perfil o la profesión en sí, por lo que muchas veces contratan a ingenieros o diseñadores gráficos para cubrir puestos que están hechos a la medida de un diseñador industrial.
Por el otro lado los puestos de trabajo que requieren a un diseñador industrial no son necesariamente “específicos” para nuestra profesión y esto se debe a la misma razón, la falta de conocimiento por parte de las empresas o clientes de nuestra formación; por lo general nos ofrecen puestos como coordinadores de producción, marketing, diseño web o en general relacionados con diseño gráfico, pero la ventaja es que debido a nuestra formación integral podemos desempeñarnos en muchas áreas y ambientes transdisciplinarios sin problema alguno y de esta forma demostrarles todo el potencial que tenemos.

En general las expectativas de crecimiento en las empresas encontradas por medio de las bolsas de trabajo no son muy grandes; si hay buenos puestos de trabajo pero generalmente son en empresas chicas que no tienen la proyección de una empresa como 3M u otras empresas más grandes, que posiblemente si nos den una expectativa de crecimiento pero a largo plazo, pero creemos que depende de cada persona y de sus expectativas personales y a lo que respecta de adquirir experiencia, creemos que cualquier oportunidad laboral puede aportar algo de experiencia, conocimiento y desarrollo personal y profesional.
También por lo que hemos aprendido en nuestra investigación, hemos descubierto que muchos diseñadores se lanzan a abrir un negocio o despacho propio sin tener experiencia previa y nos dimos cuenta que si se tienen las herramientas necesarias para sacarla adelante y se está dispuesto a aprender de los errores hay muchas expectativas de crecimiento.

En la actualidad las empresas que están solicitando puestos de diseño industrial son muy variadas, y esto es gracias a que tenemos un enfoque o forma diferente de solucionar problemas, se puede decir que diseñamos soluciones, pero principalmente son agencias de publicidad, consultoras, fábricas de producción masiva, empresas de diseño de proyectos corporativos, producción de eventos, universidades y despachos de diseño gráfico e industrial.
Hay muchas empresas que pudieran necesitar contratar diseñadores industriales pero que todavía no se dan cuenta de esto, como empresas de innovación, empresas que se dedican a la mercadotecnia o incluso empresas alimenticias y de equipo médico; necesitan a alguien capaz de diseñar planes de trabajo y de dar soluciones innovadoras.

Los principales requisitos que piden las empresas para contratar a un diseñador industrial son: manejo de softwares de diseño, saber trabajar bajo presión, ser creativo, disponibilidad de horarios, capacidad para bocetar, conocimiento y manejo de materiales diversos, saber inglés, experiencia en ciertas áreas, entre muchos otros.

Con base en nuestra investigación, nos gustaría desarrollarnos en campos como el diseño de mobiliario, interiorismo e iluminación porque son campos muy extensos con muchas posibilidades de crecimiento, porque se pueden mezclar y jugar con muchas formas, texturas, colores, y algo que creemos que es la clave de un buen diseño es la implementación de la luz en puntos e intensidades adecuadas y lo más importante porque es lo que realmente disfrutaríamos, algo que nosotros creemos que es esencial para tener éxito.

Diseñadores Industriales del siglo XXI en el mundo

En nuestra investigación sobre los diseñadores industriales del siglo XXI en el mundo nos dimos cuenta que los productos que se están diseñando son muy variados, encontramos arte-objeto, mobiliario de todo tipo, luminarias, electrodomésticos, gadgets, artículos de cocina, automóviles, accesorios, entre otros, utilizando la tecnología más avanzada y en algunos casos la sustentabilidad como base del diseño.

También algo importante que debemos resaltar es la forma en la que trabajan los diseñadores industriales en otros lugares del mundo, ya que tienen muchas ventajas en cuanto a métodos de producción y tecnología; los procesos para transformar la materia prima en otros lugares del mundo son mucho más avanzados y mucho más eficientes. En cuanto a la metodología creemos que es muy parecida que la que siguen los diseñadores en México ya que el proceso creativo y de investigación no cambia mucho y siempre puede variar según el diseñador, pero siguen teniendo la ventaja de saber que casi todo lo pueden construir sin tener que cambiar el país de producción por falta de tecnología o recursos económicos; sin embargo si encontramos algunos diseñadores que tienen un proceso de diseño completamente distinto como Kohei Nishiyama de Elephant Design, que utiliza un sistema de diseño y producción online llamado Cuusoo Seikatsu que él mismo diseñó y que lo que hace es reunir ideas de consumidores, lo que permite a los diseñadores más tarde materializar estas ideas en objetos de diseño; y en caso de que haya suficientes interesados en un producto, este se produce y comercializa.

Las tendencias de diseño mundiales observadas en la actualidad son principalmente minimalistas, también el diseño sustentable y biodiseño están tomando fuerza, se busca también un diseño con identidad nacional y los avances tecnológicos cada vez marcan más pautas de diseño, pero en realidad la tendencia varía mucho, según el diseñador o país; por ejemplo F. & H. Campana son dos hermanos brasileños que experimentan con objetos que originalmente funcionaban para algo diferente y ellos utilizan estos objetos como materiales para crear cosas nuevas, y al mismo tiempo les dan una identidad “cultural”.

Conclusiones

La situación de nuestro país en materia de diseño industrial es que el diseño todavía no es valorado, falta fomentar la buena e integral educación y el conocimiento de la profesión en si, sin embargo hay potencial y buenas propuestas de conceptos que tristemente se quedan en ese status y es algo que al parecer ha sido normal desde hace mucho tiempo. Así pues como en todos los campos hay obstáculos y retos que superar, principalmente al momento de materializar los objetos ya que nuestro país es escaso en desarrollo de materia prima incluso muchas empresas prefieren copiar a otros países en términos de diseño y al ver que esto es lo que se busca los mismos diseñadores imitan este ejercicio. Esto es completamente incongruente, ya que cada país tiene necesidades diferentes y México necesita tener una cierta “identidad cultural” de diseño; con esto no nos referimos a que nuestros diseños tengan ciertas características estéticas que remonten a nuestro pasado histórico y cultural sino que las soluciones de diseño mexicano deben atender a las necesidades especificas de nuestro país, como por ejemplo tomando en cuenta la variedad de usuarios para los que diseñamos, ya sea por estrato social, etnia o necesidad.

Conociendo la situación del diseño industrial en México nosotros creemos que para tener éxito debemos siempre actualizarnos de lo que sucede en el mundo en términos de diseño y principalmente en nuestro país en general acerca de las necesidades de los diferentes sectores de la población, debemos saber identificar problemas y ver a futuro, dar soluciones innovadoras y no basar todas nuestras propuestas en los avances tecnológicos ya que éstos rápidamente se vuelven obsoletos, debemos ser persistentes, pacientes y darnos a conocer, tratar de romper paradigmas y apasionarnos por lo que hacemos.

En este curso hemos aprendido que los objetos son parte esencial de nuestra cultura, ya que nos muestran la forma de vida de las sociedad, sus creencias y otras características; aprendimos que hay una historia del diseño que nos antecede y que sigue creciendo pero que en nuestro país hay una serie de situaciones que nos frenan y no nos permiten alcanzar nuestro máximo potencial como diseñadores, que debemos de hacer todo lo posible para hacer que el diseño industrial en México se empate con el diseño en otros países siendo auténticos y no copiando a los demás, que la globalización es uno de los principales causantes de esto y sobretodo que la educación es la base para empezar a resolver este problema.


[1] Gay, Aquiles y Samar, Lidia (2004), El diseño industrial en la historia, Córdoba: Ediciones TEC. Página 137.


Algunos otros mencionan puntos como el ser sociable y optimista y sobre todo el tener conocimientos de otras áreas disciplinarias como contabilidad, administración, medicina, sociológica y técnicas representativas y laborales.

Muchos coinciden en que los obstáculos que se han encontrado son sobre todo, la falta de conocimiento de la profesión por parte de las empresas y los clientes y por lo tanto de una oportunidad laboral, lo que les dificultaba el tener y conseguir proyectos y trabajos, esto significaba tener que tocar puerta tras puerta y demostrar con un muy buen trabajo que como diseñadores industriales somos capaces de resolver problemas de una forma integral. También se menciona el conocimiento teórico pero la falta del conocimiento práctico y es con lo que más han lidiado los diseñadores al salir de la carrera.
Los que han iniciado sus despachos y/o fábricas mencionan problemas financieros y la falta de conocimientos como de contabilidad y administrativos, así como la falta de un buen equipo para poder comprender que se debe saber diseñar, producir, empacar, supervisar, comercializar, cobrar y vender.
Muchos mencionan que ayuda mucho tener contactos, ya que los van llevando a nuevos clientes y a ser reconocidos y por último, aunque no menos importante, mencionan también la protección de sus trabajos (plagio o abuso del cliente).

Así pues en general han logrado superarlos de formas similares, se podría decir que todos se pusieron las pilas, observaron sus debilidades y decidieron empezar a trabajar en ellas. La mayoría fue en cuestión de práctica vs. teoría así como en cuestiones financieras y lo que hicieron fue aprender más con los errores. Cabe resaltar que la organización, planificación y hallar un buen equipo han sido factores fundamentales que se solidifican al encontrar algo que les gusta tanto que deciden ser persistentes.

Fue muy interesante observar que la mayoría menciona lo mismo en cuanto a los principales campos de desarrollo profesional; actualmente en nuestro país falta el conocimiento de la industria sobre lo que un diseñador industrial puede lograr y hacer, por lo tanto no les gusta arriesgarse a contratarnos. En sí, hay campo laboral pero no diseñando objetos sino dando soluciones estratégicas de procesos.
Hay varias opiniones acerca de si hay o no talento, varios mencionan que sí hay y mucho, que contamos con un diseño bello, único, cultural y competente; y algunos otros mencionan que hay poca gente buena y original, falta apoyo educativo básico como el dibujo y la investigación.
Dentro de los aspectos actuales que lo impiden se mencionó: la economía y la ignorancia del pueblo, el gobierno no ha sido capaz de comercializarlo alrededor del mundo, falta de políticas del diseño en México, ausencia de una estructura del diseño a nivel nacional.

Con respecto a dónde está yendo el diseño, se mencionó: diseño de interiores, mobiliario, exhibidores en tiendas departamentales y exposiciones, despachos grandes de diseño, agencias de publicidad, despachos de POP, marketing, desarrollo de productos como Samsonite, Helvex y Vitro, todo lo relativo a computadoras y gadgets, páginas web, empaques, el diseño sustentable, la industria del plástico y las maquilas de la metalmecánica buscarán nuevas formas de aplicar sus materiales.

En general, en cuanto a descubrir oportunidades de trabajo a través de los entrevistados, concluimos que hay muchas, siempre y cuando esté uno dispuesto a luchar, perseverar y desvivirse. Es importante notar que vivimos en un país donde hemos estado tan enfocados en sólo hacer lo que nos enseñaron nuestros antepasados y otros países que admiramos, que realmente nos hemos olvidado de nuestra fuerza de innovación. México se ha definido como mano de obra pero no como mano generadora o creadora de sus propios insumos o de nuevas tecnologías y diseños. Es un trabajo arduo ir por lo que uno quiere, es por eso que los diseñadores que vimos se han desenvuelto en áreas muy diversas, diseñando desde equipo médico hasta POP, porque son los campos en los que ellos han encontrado que sus fortalezas les han ayudado y sus gustos se han reforzado.

La mayoría de los diseñadores menciona que como consejo hacia los estudiantes de nuestra carrera, debemos encontrar algo que nos guste y de ahí explotar nuestro potencial y realmente es algo que ellos aconsejan basándose en sus experiencias. Si vamos a ir tocando puertas y sufriendo altas y bajas, entonces debe ser algo que realmente nos guste, en lo que seamos buenos, y que nos llene, esto nos va a incitar a aprender de otras cosas cuando nos equivoquemos o nos topemos con problemas o simplemente por curiosidad. También se menciona el apoyarnos con equipos de trabajo (ya sean multidisciplinarios o de nuestra misma rama) que nos ayuden a crecer en ámbitos que generalmente una sola mente o un solo par de ojos no pueden llegar a observar y desenvolverse al máximo. Incluso se habló sobre estudios de posgrado, que es más recomendable diversificar en otras áreas como marketing, administración o negocios, para estar más preparados al salir al mundo real.

Ofertas de Trabajo:

Las principales ofertas de trabajo para diseñadores industriales que hay en la actualidad según la extensa investigación que realizamos sobre las bolsas de trabajo son:

- Coordinador de producción
- Supervisor de producción
- Instructor de software de diseño
- Creación de artículos decorativos para el hogar
- Diseño de stands (POP)
- Ingeniero de producto y diseño
- Decorador de interiores
- Diseño de identidad corporativa
- Elaboración de planos
- Elaboración de renders
- Dibujante proyectista
- Dibujante técnico de AutoCad
- Diseñador web
- Consultoría y outsourcing
- Retoque fotográfico

En el mercado laboral actual la mayoría de las empresas todavía no consideran a los diseñadores industriales como parte fundamental de una empresa, ya que no están familiarizados con el perfil o la profesión en sí, por lo que muchas veces contratan a ingenieros o diseñadores gráficos para cubrir puestos que están hechos a la medida de un diseñador industrial.
Por el otro lado los puestos de trabajo que requieren a un diseñador industrial no son necesariamente “específicos” para nuestra profesión y esto se debe a la misma razón, la falta de conocimiento por parte de las empresas o clientes de nuestra formación; por lo general nos ofrecen puestos como coordinadores de producción, marketing, diseño web o en general relacionados con diseño gráfico, pero la ventaja es que debido a nuestra formación integral podemos desempeñarnos en muchas áreas y ambientes transdisciplinarios sin problema alguno y de esta forma demostrarles todo el potencial que tenemos.

En general las expectativas de crecimiento en las empresas encontradas por medio de las bolsas de trabajo no son muy grandes; si hay buenos puestos de trabajo pero generalmente son en empresas chicas que no tienen la proyección de una empresa como 3M u otras empresas más grandes, que posiblemente si nos den una expectativa de crecimiento pero a largo plazo, pero creemos que depende de cada persona y de sus expectativas personales y a lo que respecta de adquirir experiencia, creemos que cualquier oportunidad laboral puede aportar algo de experiencia, conocimiento y desarrollo personal y profesional.
También por lo que hemos aprendido en nuestra investigación, hemos descubierto que muchos diseñadores se lanzan a abrir un negocio o despacho propio sin tener experiencia previa y nos dimos cuenta que si se tienen las herramientas necesarias para sacarla adelante y se está dispuesto a aprender de los errores hay muchas expectativas de crecimiento.

En la actualidad las empresas que están solicitando puestos de diseño industrial son muy variadas, y esto es gracias a que tenemos un enfoque o forma diferente de solucionar problemas, se puede decir que diseñamos soluciones, pero principalmente son agencias de publicidad, consultoras, fábricas de producción masiva, empresas de diseño de proyectos corporativos, producción de eventos, universidades y despachos de diseño gráfico e industrial.
Hay muchas empresas que pudieran necesitar contratar diseñadores industriales pero que todavía no se dan cuenta de esto, como empresas de innovación, empresas que se dedican a la mercadotecnia o incluso empresas alimenticias y de equipo médico; necesitan a alguien capaz de diseñar planes de trabajo y de dar soluciones innovadoras.

Los principales requisitos que piden las empresas para contratar a un diseñador industrial son: manejo de softwares de diseño, saber trabajar bajo presión, ser creativo, disponibilidad de horarios, capacidad para bocetar, conocimiento y manejo de materiales diversos, saber inglés, experiencia en ciertas áreas, entre muchos otros.

Con base en nuestra investigación, nos gustaría desarrollarnos en campos como el diseño de mobiliario, interiorismo e iluminación porque son campos muy extensos con muchas posibilidades de crecimiento, porque se pueden mezclar y jugar con muchas formas, texturas, colores, y algo que creemos que es la clave de un buen diseño es la implementación de la luz en puntos e intensidades adecuadas y lo más importante porque es lo que realmente disfrutaríamos, algo que nosotros creemos que es esencial para tener éxito.

Diseñadores Industriales del siglo XXI en el mundo

En nuestra investigación sobre los diseñadores industriales del siglo XXI en el mundo nos dimos cuenta que los productos que se están diseñando son muy variados, encontramos arte-objeto, mobiliario de todo tipo, luminarias, electrodomésticos, gadgets, artículos de cocina, automóviles, accesorios, entre otros, utilizando la tecnología más avanzada y en algunos casos la sustentabilidad como base del diseño.

También algo importante que debemos resaltar es la forma en la que trabajan los diseñadores industriales en otros lugares del mundo, ya que tienen muchas ventajas en cuanto a métodos de producción y tecnología; los procesos para transformar la materia prima en otros lugares del mundo son mucho más avanzados y mucho más eficientes. En cuanto a la metodología creemos que es muy parecida que la que siguen los diseñadores en México ya que el proceso creativo y de investigación no cambia mucho y siempre puede variar según el diseñador, pero siguen teniendo la ventaja de saber que casi todo lo pueden construir sin tener que cambiar el país de producción por falta de tecnología o recursos económicos; sin embargo si encontramos algunos diseñadores que tienen un proceso de diseño completamente distinto como Kohei Nishiyama de Elephant Design, que utiliza un sistema de diseño y producción online llamado Cuusoo Seikatsu que él mismo diseñó y que lo que hace es reunir ideas de consumidores, lo que permite a los diseñadores más tarde materializar estas ideas en objetos de diseño; y en caso de que haya suficientes interesados en un producto, este se produce y comercializa.

Las tendencias de diseño mundiales observadas en la actualidad son principalmente minimalistas, también el diseño sustentable y biodiseño están tomando fuerza, se busca también un diseño con identidad nacional y los avances tecnológicos cada vez marcan más pautas de diseño, pero en realidad la tendencia varía mucho, según el diseñador o país; por ejemplo F. & H. Campana son dos hermanos brasileños que experimentan con objetos que originalmente funcionaban para algo diferente y ellos utilizan estos objetos como materiales para crear cosas nuevas, y al mismo tiempo les dan una identidad “cultural”.

Conclusiones

La situación de nuestro país en materia de diseño industrial es que el diseño todavía no es valorado, falta fomentar la buena e integral educación y el conocimiento de la profesión en si, sin embargo hay potencial y buenas propuestas de conceptos que tristemente se quedan en ese status y es algo que al parecer ha sido normal desde hace mucho tiempo. Así pues como en todos los campos hay obstáculos y retos que superar, principalmente al momento de materializar los objetos ya que nuestro país es escaso en desarrollo de materia prima incluso muchas empresas prefieren copiar a otros países en términos de diseño y al ver que esto es lo que se busca los mismos diseñadores imitan este ejercicio. Esto es completamente incongruente, ya que cada país tiene necesidades diferentes y México necesita tener una cierta “identidad cultural” de diseño; con esto no nos referimos a que nuestros diseños tengan ciertas características estéticas que remonten a nuestro pasado histórico y cultural sino que las soluciones de diseño mexicano deben atender a las necesidades especificas de nuestro país, como por ejemplo tomando en cuenta la variedad de usuarios para los que diseñamos, ya sea por estrato social, etnia o necesidad.

Conociendo la situación del diseño industrial en México nosotros creemos que para tener éxito debemos siempre actualizarnos de lo que sucede en el mundo en términos de diseño y principalmente en nuestro país en general acerca de las necesidades de los diferentes sectores de la población, debemos saber identificar problemas y ver a futuro, dar soluciones innovadoras y no basar todas nuestras propuestas en los avances tecnológicos ya que éstos rápidamente se vuelven obsoletos, debemos ser persistentes, pacientes y darnos a conocer, tratar de romper paradigmas y apasionarnos por lo que hacemos.

En este curso hemos aprendido que los objetos son parte esencial de nuestra cultura, ya que nos muestran la forma de vida de las sociedad, sus creencias y otras características; aprendimos que hay una historia del diseño que nos antecede y que sigue creciendo pero que en nuestro país hay una serie de situaciones que nos frenan y no nos permiten alcanzar nuestro máximo potencial como diseñadores, que debemos de hacer todo lo posible para hacer que el diseño industrial en México se empate con el diseño en otros países siendo auténticos y no copiando a los demás, que la globalización es uno de los principales causantes de esto y sobretodo que la educación es la base para empezar a resolver este problema.

El papel de los diseñadores :: Areli Martínez


Desde hace ya varias décadas, nuestro estilo de vida se ha regido por el modelo de expansión. Este se basa en la creación de nuevas necesidades y la producción a grandes escalas. Su objetivo es movilizar la economía mundial, fue aprobado por los dirigentes de las grandes potencias mundiales después de la Segunda Guerra Mundial para salir de la crisis que esta había dejado a su paso. Muchas personas, que generalmente se sitúan en el sector desarrollado, lo encuentran benéfico para la generación de nuevos empleos y  consideran que la fabricación de nuevos productos, similares a los ya existentes, usando nuevas tecnologías, brindan nuevas experiencias sensoriales que los seres humanos son capaces de experimentar día a día. Pero no ven el otro lado de la moneda, las personas que se encuentran en el sector explotado (refiriéndonos a explotación laboral, económica y de recursos naturales) no resultan beneficiadas con todo este movimiento global.
La profesión del diseño industrial se utiliza desde entonces para apoyar este estilo de vida sin considerar las consecuencias que estoy traería en un futuro, tanto sociales como la disminución alarmante de capital natural, y a pesar de que han existido movimientos que quieren hacer un cambio radical en el diseño y dirigirlo a solucionar problemas que siguen latentes y sin solución, y tomar en cuenta la sustentabilidad del planeta para tratar de mantener un balance global; hasta la fecha, no se ha logrado del todo.
En México, la situación del diseño no es muy diferente, es más, podría decirse que es aún peor. Esto por varias razones; en primer lugar, el objetivo de algunas empresas que se dedican a “vender diseño”, es únicamente producir para vender grandes cantidades de objetos, y esto lo logran  copiando de lo ya existente en otros países, principalmente de las grandes capitales del diseño. De igual manera, el mayor impacto del diseño industrial mexicano es dentro de la producción de P.O.P., los diseñadores mexicanos son contratados para hacer el mobiliario donde van a colocarse productos creados por alguien más en otras partes del mundo, y al final este mobiliario no va a terminar en otro lugar más que en la basura.
El diseño industrial en México ha tenido un crecimiento notable, pero no suficiente. Una de las causas de esto es que las empresas e instituciones mexicanas no están familiarizadas con el trabajo de un diseñador, no tienen la certeza de que puede aportar con soluciones eficientes y mejorar procesos, y por lo tanto no creen necesario contratar a alguno.
Es nuestro trabajo, como jóvenes diseñadores, tratar de cambiar esta visión del diseño en nuestro país. Ciertamente no es un objetivo fácil de alcanzar, pero con ayuda de las Universidades, cuyo trabajo es prepararnos integralmente, y nuestra competitividad, creatividad y capacidad de innovación, podremos elevar el nivel del diseño mexicano y colocarnos en una excelente posición a nivel mundial.
Areli Martínez

Reflexiones acerca de la globalización y el Diseño :: Claudia Gindic


Claudia Gindic
Octubre 2012

El Diseño y su responsabilidad ante los embates neoliberales
"Los diseñadores son los conformadores materiales de la cultura"
-Patricia Espinosa Gómez Octubre 2009


La cultura material de los pueblos; se conforma a través de una serie de diversas características de utilidad (de los objetos) y belleza que dependen de la visión del
mundo que tiene una sociedad o grupo.

El hombre; muestra su propio presente, no necesariamente su realidad (o sea lo que él vivía, ni lo que todas las clases sociales vivían).
A través de la cultura material; el hombre muestra no sólo el tipo de vida de las clases sociales, sino que lo que se concebía como bello, lo que se consideraba arte

El humano, a lo largo de la historia, ha tratado de trascender por medio de lo indestructible; la materia física. Dejando así plantadas en el mundo infinito lo que vivió, experimentó, conoció y fue. Es esa necesidad latente de decir “aquí estuve yo”.

La cultura material de los pueblos registra más la ideología y los sueños, que su actividad o rutina del diario. A menos que se plantee a la cultura material desde un punto de vista ligado a la arqueología, en donde las búsquedas y encuentros de objetos son principalmente objetos usados en la vida diaria de una población, en una época y asentamiento específico. Éste tipo de objetos nos platican más el cómo vivieron y lo que requerían para sobrevivir, pero nos dicen menos de la ideología y personalidad de una sociedad.

Como diseñadores, somos responsables de lo que creamos al provocar una acción de un tercero. La creación de los cigarros Marlboro hacen a millones de personas fumar diariamente, mientras que la creación de las máquinas de ejercicio ayudan a miles de personas diariamente a continuar con un estilo de vida saludable y sano.
Por medio de la creación de un producto, no únicamente se logra hacer a alguien tomar una acción; también se puede crear y generar relaciones, entre personas o países. Entonces pensemos detenidamente qué tipo de relaciones vamos a generar.

Ahora me gustaría hablar sobre el término de “la globalización”. Leyendo el texto pude ver unas líneas más adelante dos términos interesantes; "el paradigma neoliberal" y "las fuerzas conservadoras".
Esto me lleva a pensar directamente en la cultura material y la idea del arte popular. No voy a profundizar mucho en el tema de qué es lo popular, pero entendamos que hay postulaciones de que lo popular debe de ser la expresión de la raíz, de lo antiguo, intocado por el mundo (y su globalización), pensemos en nuestros grupos indígenas.

Pero, a diferencia del postulado que argumenta que lo popular es el arte de todos, lo que se vive día con día, lo que realmente sucede en las calles, y no esa idea del México popular cuando un indígena recoge el maíz.

Ante lo antes dicho; según la propuesta de Pablo González Casanova pide pensar a la globalización como un proceso de dominación y apropiación del mundo.
Habla de una apropiación del mundo, y por lo tanto de las identidades; De eso por lo que los conservadores radicales han luchado o tratado de prevenir desde hace mucho tiempo; por conservar las raíces, los comienzos, "lo típico". Y dirían éstos (conservadores); ¿Y quién se apropia?,¿Realmente se apropiará la cultura más sabia, ilustrada, con más historia, o el país política y económicamente más poderoso?

Hay algo que me parece importante mencionar o cuestionar después de usar el término globalización. Cuando la autora Patricia se refiere a globalización en la lectura; à¿Se refiere a el avance de la tecnología y comunicación en tiempo real?,à¿Se refiere al compartimiento por la apertura de fronteras y fácil envió de información y materia tanto física como informativa?
Ante éste segundo cuestionamiento; ¿Cuándo inició la globalización?, ¿Cuándo se dice "los países han sido globalizados?, ¿Con el TLC?, ¿O desde que los españoles llegan a América y reciben un regalo del jefe máximo?

La profesión del diseño
Me parece que hay algo de los diseñadores, que podemos relacionar con los políticos, cuando se dice que muchos diseñadores se manejan en la esfera de “diseñar para crear ganancias” sin cuidar a la sustentabilidad o a la creación de cosas realmente necesarias. ¿Podemos como diseñadores dar el mismo discurso que un político da cuando construye un monumento de miles de dólares, en un país de pobreza extrema?
La filosofía “del ideal” nos pide crear lo necesario para mejorar a la sociedad y al mundo, pero ¿Por qué creamos lo innecesario?, ¿Es válido crearlo?, ¿Qué es lo necesario? Posiblemente una sociedad también requiere de distractores, “simples tonterías” que den ánimo y positivismo al humor de la sociedad ante su situación. Pido aquí pensar en el diseño como un escape de la realidad.

El diseño en México
El diseño en México, o más bien; el diseñador mexicano ya no puede cerrarse a los avances que ofrece únicamente su país, sino que también debe abrirse al mundo escaso de fronteras (“globalizado”)que hoy existe. Un excelente diseñador americano o europeo debe estar igualmente preparado y conocer lo mismo que un diseñador mexicano. Evidentemente el problema que encontramos aquí es que la situación en la actualidad exige la misma preparación a todos, pero no todos reciben mismas oportunidades. Por mas intercomunicado que esté el mundo; habrán siempre cuestiones de diferencias.

La formación para el diseño en los tiempos actuales
Otra vez podemos referirnos al aspecto que vimos en el apartado de "La profesión del diseño"; cuando hablamos de si un diseño es bueno o malo, qué tan bueno es y por qué, cómo se justifica o si necesita justificarse.
El diseño en la academia pide una razón social para poder considerarse un diseño que era necesario. Yo personalmente aún lo dudo. No estoy a favor de los diseños que perjudiquen al ambiente o a la sociedad, pero no sé cómo deba de calificarse o adjudicarse una razón de ser a un producto o a un pensamiento de diseño.

Algo que puedo criticar de la academia es la constante búsqueda de lograr que los alumnos se enfoquen a/para la sociedad, entendiendo a la sociedad la mayor parte de las veces como únicamente los grupos marginados. Pero esto no es la sociedad; la sociedad son todas las clases sociales, que incluyen también a los grupos marginados. Lo critico porque salimos al mundo fuera de la academia y nos topamos con una sociedad/mercado muy distinto al que estudiamos en la teoría.
Claudia Gindic

lunes, 15 de octubre de 2012

El papel del diseño ante la globalización :: Mariana Alva


Mi opinión personal de la lectura "Los diseñadores son los conformadores materiales de la cultura" se me hizo muy interesante ya que ha mencionado temas y conceptos de suma importancia en relación al diseño y como persona.
Siendo diseñador industrial se tiene que tener muy en claro que diseñamos para una cultura, un estilo de vida, pero existen otros factores que se tienen en mente, ya sea la  ergonomía, valores o significado, mecanismo,  procesos de producción, color, interacción con el usuario, el impacto de tu producto ante una sociedad. Al mismo tiempo no podemos olvidar fenómenos que se presentan en la vida diaria  y mundialmente, la globalización a través de los años se ha hecho cada vez más presente, donde ha traído ventajas y desventajas en todo ámbito de la sociedad,  estamos rodeados cada segundo de nuestras vidas  a los medios de comunicaciones, tenemos acceso a información, conocer otras culturas, y se va perdiendo nuestra propia identidad lentamente, nos vamos involucrando en un mundo cada vez más artificial, donde el diseño se es basado en la marca o en resolver necesidades superficiales, mientras que el diseño siempre ha existido en la vida del hombre pero se va perdiendo su verdadero sentido que es dar soluciones eficientes y mejorar la calidad de vida.
Hoy en día la competencia cada vez es más fuerte, nuevos retos y constante luchas para sobresalir en el ámbito del diseño. Como un diseñador industrial  debes estar preparado, conocer todas las herramientas profesionales para sobrevivir en un mundo globalizado, y no solamente basándose en funcionalidad y lo estético, sino ir más allá,  haciendo estrategias, analizando,  innovar, creatividad, conocer las limitaciones en tu campo de contexto, lo más importante es no quedarse con los brazos cruzados, siempre te vas a encontrar con obstáculos y siendo diseñador tienes que buscar la forma, mover mil cosas a tu alrededor para resolver el problema y lograr el objetivo en mente.
Las instituciones son de suma importancia en el desarrollo profesional para cualquier profesión, las instituciones tienen que tener un nivel alto académico pero enseñando a los alumnos la realidad del mundo, viviendo y adaptarse a un entorno que los rodea cotidianamente, incluso a enfrentar hechos  o situaciones, al mismo tiempo creando valores sólidos, propiciando los avances tecnológicos y proyectos que le permitan proponer, desarrollar y mejorar los mecanismos de relación entre los sectores.
Es fundamental que como persona tengas que irte integrando en una comunidad con ciertas ideologías, formas de vida, cultura, tener varias perspectivas, proponer soluciones viables, y llevarlas a la acción, que no se queden en ideas, tener una visión humanista,  no basarte en tu propio bienestar para ir creando un mundo mejor. Todos esos elementos se verán reflejados al momento de diseñar y eso es lo que te va a diferenciar de la competencia

Diseño y Neoliberalismo :: Sheli Portman


Por Sheli Portman
Para comenzar con el análisis es importante hablar de la globalización como tal, de ahí podemos ir profundizando hasta llegar al punto específico que es el Diseño Industrial en México.

Vivimos en un mundo globalizado, no hay duda de esto. Desde que nos levantamos utilizamos una gama de productos generados por la masa globalizada, marcas y símbolos nos rodean, la tecnología va avanzando de forma multiplicada mientras nosotros pasamos un día y la apertura de medios es cada vez más grande, por lo que teóricamente nos encontramos cada día con menos limitaciones y con mayor facilidad de información y de acción.

Lo interesante es que aunque el modelo de “globalización” exista y se practique, es un modelo que solo puede ser utilizado por países que cuenten un alto desarrollo y sean considerados de “1er mundo”, ya que todos los demás países si se sumergen en una vida completamente globalizada la cantidad y separación de brechas sociales aumentaría de una manera desproporcionada.

Esto es exactamente lo que pasa con México; nos encontramos en un país en desarrollo, donde como en casi todos lados, una minoría controla la economía y el resto vive con problemas y en pobreza. La globalización nos diría que su concepto eliminaría ésta situación, pero claramente no sucede. Por lo que primero que nada, en México se debería de analizar las ventajas que te da la globalización y las desventajas, para poder volverse un país competitivo globalmente hablando, pero manteniendo una regla donde los empresarios mexicanos sean protegidos por su propio país, ya que de lo contrario nos volvemos un país sin producción interna y con la necesidad de importación y poca exportación, lo que nos saca completamente del mapa de países globalizados.

Ahora al incorporar los sistemas educativos en éste proceso, nos damos cuenta de las grandes fallas con las que nos encontramos. Sin importar la carrera que se estudie el sistema es uno que se generó en el tiempo de la Ilustración y ha sido levemente modificado, lo que hace que sigamos manteniéndonos con un sistema viejo y no globalizado, lo que contradice cualquier propuesta de vivir en un mundo globalizado. ¿Cómo podemos sumergirnos en un mundo de globalización, si la educación como tal no está diseñada de una manera mas globalizada?

Para comenzar con la respuesta a mi pregunta es importante entender que las necesidades de un país son muy diferentes a las de otro y por lo tanto un sistema completamente globalizado sería un fracaso. Pero por esto mismo nunca podremos vivir en un mundo completamente globalizado, ya que nosotros mismos deseamos mantener ciertas diferencias.

De igual manera considero que el sistema educativo debe de ser reformado, no de una manera globalizada, aunque considero que hay temas que sin importar dónde te encuentres son necesarios para toda persona, pero debemos de contemplar que las necesidades de los individuos y los métodos de estudio han sido reformados y los estudiantes se encuentran inmersos en un mundo completamente distinto al que se encontraban hace siglos.
Un pedagogo, escritor y conferencista británico llamado Sir Ken Robinson ha escrito y dado varias pláticas sobre la reforma del sistema educativo. Creo que si escucháramos nuevas propuestas como las que menciona, donde pone por ejemplo que no deberíamos de ser divididos en la escuela por año de nacimiento sino por aptitudes, tendríamos la oportunidad de mejorar los sistemas e incorporar la educación, la cual es el fundamento de todo para continuar con un mejor México, de una manera mas adecuada para el mundo en el que estamos viviendo.

Para terminar hablaré ahora sobre el Diseño Industrial en México y la educación hacia él.

Debido a todo lo ya mencionado, el diseñador mexicano se encuentra en dilemas globales, nacionales, económicos y sociales. Los estudiantes se encuentran en una posición privilegiada y por lo tanto deben de tomar una responsabilidad social para con los menos afortunados. Deben de preocuparse de generar un diseño que sea utilizado por los mexicanos y ya luego para el mundo, deben de contemplar la capacidad económica del país, la tecnología y materiales que se pueden emplear y las necesidades latentes. Luego de todo esto deben de generar diseños que completen todas las características y mejoren la calidad de vida de las personas sin dañar al mundo que los rodea.

Para terminar y como extra, los diseñadores deben de mantenerse en contacto con todos los tipos de estudios y personas, ya que se diseña para la gente y por la gente, entonces el contacto es lo mas importante.

Es por esto que el Diseño Industrial en México es un reto para las personas que lo estudian ya que la responsabilidad que se genera en cada uno de los estudiantes es inmensa y la necesidad de México y de todos nosotros es volver al país en un mercado competitivo para el mundo con productos hechos por mexicanos, logrando así poder vivir en un mundo globalizado y obteniendo los beneficios económicos, políticos, sociales y culturales que ofrecen las bases de la globalización.


Los diseñadores mexicanos, deben contar con todas las herramientas profesionales con las que cuentan los diseñadores de otros países, pero también manejar habilidades para plantear estrategias de competitividad, creatividad e innovación, que ayuden a las instituciones y empresas a competir y subsistir en un mundo globalizado y dentro las limitaciones que este orden les impone: las políticas mundiales, el tipo de crédito, que resulta escaso y caro, la limitada tecnología con la que cuentan y la falta de apoyos del gobierno en sus propios países.

Pensar globalmente y actuar localmente obligándose a plantear estrategias innovadoras y de desarrollo de productos y servicios que les den posibilidades a las empresas para florecer a través del diseño.

domingo, 26 de agosto de 2012

Utilidad y Significado :: Carola García


Todo comienza con el concepto de Sullivan “La forma sigue a la función”. Ésta pequeña frase se convierte en todo un vocabulario de diseño. La función en el diseño llegó a ser interpretada en términos de utilidad práctica, donde algo que ya está hecho y su uso final deberá expresarse en la forma. El principio es que la forma de un objeto deberá estar basada primordialmente en su función y finalidad, pero para entender mejor este concepto dividiéndolo en dos es mucho más fácil: el concepto de utilidad y de significado.
Creo que estos dos conceptos son sumamente importantes para el diseño, ya que el diseño influye en la vida en diversos niveles y de distintas maneras.  La utilidad se refiere a la adecuación en el uso, es decir, es el modo en que funcionan las cosas y el grado en que el diseño cumple objetivos prácticos y ofrece posibilidades y capacidades. Mientras tanto el significado tiene que ver más con la expresión y el sentido del objeto, así como lo que se asume del diseño. El significado varía dependiendo la cultura de cada país y las costumbres de cada individuo. Pienso que estos dos conceptos van muy de la mano y son esenciales para el diseño hoy en día, ya que para que los productos tengan una mejor competencia en el mercado deben tener una función y una forma significativa para que le guste al usuario, claro que debe de haber un estudio de mercado y una metodología en cada diseño de producto para así conocer mejor al consumidor y que el significado y la utilidad sean productos competitivos.
Como bien dice la lectura, el diseño influye en todo dentro de un producto, ya sea en los empaques, en la imagen visual, industrial, en fin. Yo creo que como mejor le puedes sacar provecho a un buen diseño es mezclando el significado y la utilidad y es aquí donde regresamos un poco al principio que plantea Sullivan de que “La forma sigue a la función” no solo debe ser funcional o no solo debe ser estético, sino que mezclando estos dos conceptos llegamos a un mejor resultado.
Muchos diseños deben ser modificados para que puedan estar de acuerdo a la región en donde se venden o donde se pueden observar. Como ya había mencionado anteriormente, cada cultura tiene una interpretación distinta, un significado diferente, es por eso que los productos deben ser diseñados de acuerdo a cada región, cultura o país, ya que es difícil la interpretación de un mismo diseño para todo el mundo. Leyendo éste capítulo se me vino a la mente un cantante de reggaetón llamado Nigga, muy famoso en nuestro país. Tuvo tanta fama que lo quisieron llevar a los Estados Unidos, pero el nombre de éste cantante tenía otro significado en la lengua inglesa y así no fue posible su éxito en los Estados Unidos. Eso mismo pasa con el diseño.
Muchas veces nosotros como diseñadores pensamos que podemos cambiar tendencias o imponer modas, pero no siempre es así, el público a donde están dirigidos nuestros diseños o productos deben ser investigados en el mercado para poder integrarles un significado que pueda llegar mucho más allá y logremos un mejor resultado en las necesidades y percepciones del usuario. Siempre y cuando, considerando la utilidad y el significado de cada diseño. 

viernes, 24 de agosto de 2012

Utilidad y Significado :: Claudia Gindic


El diseño, en todas sus manifestaciones, influye en la vida del hombre. Cuando hablamos de una influencia; nos referimos a que recorre junto al hombre y su cultura un camino de evolución y cambios.

El arquitecto Louis Sullivan categoriza al diseño como una ley; una ley en donde la forma sigue a la función, y toda forma tiene razón de ser en su misma función, mientras que la decoración era un simple elemento en el diseño.

Es importante detenernos para pensar si el diseño, según la concepción de Sullivan, tenía un fin decorativo, artístico y de placer. En éste contexto, la decoración y la inspiración del humano quedan atrás, para dar lugar único a la práctica.

Lo que observamos en el siglo XX es una constante búsqueda por lo moderno, tratando de no caer más en lo ostentoso del siglo pasado (S. XIX), en donde lo contemporáneo resultaba de la necesidad implícita gracias a los nuevos procesos industrializados. Pensemos si, ¿El diseño está definido por su función, o por su producción? Ante ésta vacilación; personalmente rechazo la idea de que el diseño se determine por un factor único.

¿No es que el diseño responde al deseo humano?, ¿Al deseo del hombre inmerso en su época y realidad? Un hombre de ciudad no diseñaría lo mismo que un campesino. ¿Por qué? Por sus diferencias; diferencias  ideológicas, culturales, por sus distintas necesidades, el tipo de vida, actividades laborales y de ocio, etc.

¿Seremos tan objetivos para diseñar únicamente de acuerdo a una función?, ¿En dónde queda el remedio al deseo de poder y pasión del hombre?

Para definir al diseño, sería mejor optar por entender su utilidad y su significación, y así lograr no caer en definiciones que explican su función.

Utilidad es la cualidad de la adecuación en el uso. A la utilidad le influye el modo en que las cosas funcionan y qué tanto el diseño cumple los objetivos prácticos. El diseño en cuanto a utilidad debe cumplir con permitir a un objeto realizar su función adecuadamente.

Cuando hablamos de la significación; hablamos de cómo las formas significan según cómo se utilizan.  Relacionado a cómo un objeto se expresa y participa en la sociedad.
Por ejemplo el diseño utilitario de una herramienta médica, a diferencia de un marco fotográfico, en donde su diseño no depende de su utilidad sino del significado que lo denote, ya sea moda, intención personal, etc.

Un producto puede ser adquirido tanto por su utilidad, como por su significado.
Por ejemplo, un coche; lo adquiero porque lo utilizo como medio de transporte. Pero la razón de que en el mercado se encuentren más de 50 coches distintos, va relacionado con el significado que le damos al hecho de adquirir un coche y no otro. El significado puede ser social, personal, familiar, etc.
La significación de un objeto va relacionado de mayor manera a la cultura, que un objeto utilitario. Un producto que el humano utiliza; lo utiliza en todo el mundo (generalmente), pero el cómo lo utiliza, cuándo lo utiliza, en dónde lo utiliza, depende del significado que le dé el usuario o su cultura.

Para entender la globalización cultural desde un punto de vista del diseño; me gustaría hablar de la cultura material.
La cultura material muestra a una cultura por medio de un objeto. Un objeto describe a una cultura, por su forma, color, tamaño, función, etc. Entonces el intercambio de objetos; y más de aquellos objetos que el tenerlos promueve cierto tipo de actividad, crea un contagio de una cultura a la otra. No sé si podamos hablar en un futuro de una cultura única, pero sí de elementos compartidos entre las muchas culturas, y definitivamente de la evolución simultánea de las culturas guiadas en gran parte por el diseño.

El hablar de un diseño globalizado; no es lo mismo que el hablar de un diseño universal. El diseño debe de entender y no menospreciar al grupo al que va dirigido, y siempre ser partícipe de apoyar positivamente a su objetivo.

domingo, 29 de abril de 2012

Regina Bolaños, reflexiones acerca de la innovación.


Quisiera comenzar hablando de la visión sobre la revolución industrial de la que se habla y sus detractores. Ciertamente me vienen a la cabeza muchos ejemplos en los que el hombre temía el progreso, y es por todos conocido casos como el de Galileo, que hasta fue casi demonizado por decir locuras como que “la Tierra era redonda”. Y es que el hombre, habitualmente, desconfía y teme lo desconocido que; la mayor parte de las veces; viene a ser algo nuevo.

Aquí es donde quisiera detenerme en especial, en el concepto de “nuevo”. Parece claro que hoy en día poco se puede lanzar al mercado como completamente nuevo e innovador. Es por esto que; retomando una idea muy importante del texto, me gustaría profundizar brevemente en el tema de la innovación.

Innovar no es crear algo completamente nuevo y de la nada. Innovar es quizá el mejor proceso de transformación, tanto social como industrial, tanto a nivel de mercado como a nivel personal. Nuestro ambiente, nuestra personalidad, casi cualquier ámbito de nuestra vida y sociedad, evolucionan. Nuestra vida; podríamos decir; es innovación y evolución.

Es difícil que en un mercado en demasiadas ocasiones sobreexplotado se pueda encontrar un producto o servicio fuera de todo lo conocido. Podríamos casi decir que todo deriva de algo, y aunque no quisiera caer en tópicos; es bastante cierto que “todo está inventado”. Y si no, al menos, casi todo. Y justo aquí es donde toma especial relevancia el papel del diseñador. No como un simple instrumento de creación, sino como un verdadero buscador e investigador. Es en este punto donde también destacaría otra de los aspectos más importantes del texto; el inmenso valor del conocimiento y las disciplinas que discurren en paralelo al desempeño del diseñador. El buen diseñador no ha de ser el mejor en su ejecución, sino el mejor desarrollando un producto bien fundamentado a través de su investigación y observación.

Quizá alguno estemos llamados a crear un nuevo producto que jamás se vio, pero; dado que parece bastante complicado que nos convirtamos en inventores desde la nada; nuestro verdadero valor y buen trabajo radica precisamente en saber leer todos los factores que configuran la eficacia, efectividad, practicidad y demás características de un producto. No todo es diseñar, hay que conocer.

El buen diseñador debe saber lo que el mercado quiere, lo que cada sector demanda, lo que su cliente necesita, desde lo general a lo concreto. Debe saber qué elemento aporta mayor valor a su producto o servicio, qué necesita cada quién y por qué. Debe tener en cuenta siempre disciplinas paralelas, tratar de tener en cuenta todo lo que importa a la hora de desarrollar sus ideas. No importa un bonito diseño carente de todo lo demás. Es importante saber cuál es el futuro de su idea, de dónde proviene, a quién destinarla, cómo desarrollarla mejor, etc. No importa sólo una buena apariencia o buena calidad, lo importante es que aporte algo valioso para el usuario, que cubra todas las necesidades posibles y no que sólo sea un objeto de exhibición.

Me gustaría terminar diciendo que ésta es una difícil tarea por lo compleja que puede llegar a ser, pero sólo desde una perspectiva global y completa se puede afrontar la creación de algo que realmente merezca la pena.