domingo, 12 de octubre de 2014

Design Thinking, resúmen de Sebastián Briz

Design Thinking, resúmen de Sebastián Briz

            “Pensando como un diseñador, puedes transformar las formas en las que desarrolles productos, servicios, procesos e incluso estrategias”

            ­– Tim Brown


La frase expresada por Tim Brown es un ejemplo claro y definido acerca de la importancia que tiene el diseño dentro de las diferentes ramas profesionales existentes hoy en día y el desarrollo del mismo dentro de éstas.
            Desde mi punto de vista, dicha cita cambia por completo la imagen que proyecta la palabra y profesión “diseño” ante las personas, ya que abre el panorama acerca de lo que realmente es un diseñador, a qué se dedica, qué es lo que puede desarrollar, y dónde puede aplicar sus conocimientos, entre otros aspectos.

            Dentro del artículo Design Thinking publicado en junio de 2008 dentro de la revista Harvard Business Review, se expone de manera aún más clara, diferentes casos profesionales y verídicos, en donde diseñadores, específicamente de la empresa IDEO, trabajaron en conjunto con otros profesionistas (médicos, diseñadores, mercadólogos, etc.) para desarrollar proyectos, mejorar procesos, satisfacer necesidades del ser humano; con base en el Design Thinking, teniendo como consecuencias resultados positivos, procesos más eficaces, con mejoras en la salud, generando satisfacción en los individuos que hicieron, en éstos casos específicamente, que la vida de las personas cambiara, fuera más saludable y con una mejora en su calidad de vida.

            Pero entonces:  ¿qué es exactamente el Design Thinking?
Como la mayoría de las cosas en la vida, el Design Thinking no es algo que ha existido a lo largo de toda la historia del ser humano bajo dicho nombre; éste es un término actual.  
Eso no quiere decir que anteriormente este tipo de diseño no existiera en las diferentes sociedades que han existido; simplemente no había sido designado, ni era reconocido como una parte del diseño con este mismo nombre.
 Además, es una rama del diseño que se ha ido desarrollando y adaptando  a la vida humana conforme ha transcurrido la historia y que lo podemos ver aplicado desde hace muchos años; un claro ejemplo es el caso del famoso inventor estadounidense, Tomás Alva Edison, que ya desde el siglo XIX, hacía inventos que tenían dos características: la primera, que fuera algo innovador, es decir, que no existiera antes de su creación, y segundo, que fuera algo que le beneficiara a la sociedad.

 Alva Edison rompió el esquema de ser un “genio inventor” que trabajara solo, sin ayuda de nadie más ni que estuviera rodeado por un equipo de trabajo. Él empezó a aplicar todo eso al desarrollo de sus inventos formando un equipo de trabajo que estuviera conformado por personas con diferentes características y profesiones, el cual estaría a cargo de crear diferentes cosas teniendo como base en la innovación.

Ahora bien, la innovación siempre ha sido algo muy importante dentro de esta rama del diseño, ya que (Brown, 2008) “se basa en el entendimiento profundo de las personas por medio de la observación directa, en lo que las personas quieren y necesitan en sus vidas y lo que les gusta y no en la forma en la que un producto en particular está hecho, empaquetado, comercializado, vendido y respaldado”.

La innovación intenta entender a los mercados y a los clientes en una forma astuta y eficaz, es así como surge en línea directa el Design Thinking.
(Brown, 2008)Es una disciplina que utiliza la sensibilidad y los métodos del diseñador para que coincida con las necesidades de la gente, con lo que es tecnológicamente posible y lo que es una estrategia de negocio viable se pueda convertir en el valor del cliente y la oportunidad de mercado”.

            Al mismo tiempo, Brown menciona que los líderes del mundo actual ocupan la innovación como una fuente de diferenciación y una ventaja competitiva; y que harían bien y mejorarían sus procesos y productos si introdujeran al Design Thinking como una herramienta básica en todas las fases de sus procesos. (Brown, 2008)
Por otro lado, a los diseñadores ya no se les pide que hagan lo mismo que hace algunos años, es decir, hacer una idea pre-existente más atractiva para los clientes; hoy en día las compañías les exigen a los diseñadores que desarrollen y creen ideas que cumplan mejor con las necesidades, los gustos y deseos de las personas.

En cuanto a la innovación hoy en día, sus objetivos han cambiado y los mercados para su aplicación se han expandido; ya no sólo se aplica en productos físicos, también se ha logrado aplicar en procesos, servicios, en el sector salud, en el entretenimiento, en las formas de comunicación, de trabajo, entre otros; siendo estas anteriores actividades humanas en donde el Design Thinking puede hacer una gran diferencia.


A continuación, se exponen algunos casos en donde se aplicó de forma eficaz y obteniendo buenos resultados el Design Thinking,  relacionados con servicios que benefician al ser humano.

El primer caso que se presenta es en el sector salud, en los hospitales de la empresa Kaiser Permanente, con la ayuda de IDEO, empresa dedicada al Design Thinking (cuyo CEO es Tim Brown ), ya que diseñaron un proceso para que el cambio de turno de las enfermeras fuera más eficaz y el vínculo con el paciente fuera mucho más fuerte.

Ellos solucionaron el problema que existía con el cambio de turno de las enfermeras, ya que antes, la información no se daba de manera tan completa y precisa, y se rompía el vínculo entre enfermeras y paciente. Crearon un software en el cual la enfermera del turno actual podía hacer anotaciones acerca del estado del paciente en el momento de verlo,  por ejemplo sus medicamentos y dosis, quienes lo acompañaban en su estancia, etc.; las cuales eran transmitidas a la siguiente enfermera de manera confiable y veraz, para que se tuviera conocimiento del expediente de cada paciente. Esto fue después de hacer un proceso de prototipado y su resultado fue un software especializado y eficaz, así como una mejor atención al paciente.
Esto fue un cambio pequeño y muy sencillo, que con ayuda de la innovación hizo que generara grandes satisfacciones en el ser humano, en este caso, específicamente en los pacientes.


El segundo caso, propone una nueva forma de entretenimiento relacionado directamente con las bicicletas, abarcando un nuevo mercado: gente adulta que volviera a andar en bici sin dificultad y de forma segura.
Una vez más, la empresa IDEO, y la empresa productora de accesorios para bicicletas, Shimano, en colaboración con mercadólogos, asesores, diseñadores; investigó, por medio del análisis de la sociedad adulta, una nueva forma de andar en bici que cumpliera con los objetivos anteriormente mencionados.
Después de meses de trabajo y estudio, el equipo llegó a varias conclusiones: el 90% de los adultos americanos ya no anda en bici, la mayoría de ellos tienen buenos y felices recuerdos con su bicicleta cuando eran niños, muchos americanos se sienten intimidados por el ciclismo hoy en día debido a su complejidad en los accesorios, los costos de mantenimiento, las nuevas tecnologías en las bicicletas y lo más importante, desde mi punto de vista, por el peligro que corren por andar en bicicleta en lugares no aptos para practicar dicha actividad.
Como resultado, el equipo logró diseñar y desarrollar un nuevo sistema de bicicletas, junto con programas de gobierno y campañas publicitarias que en conjunto invitaban a la gente adulta a volver a andar en bici; el sistema se llamó Coasting.
Dicho programa abarcaba el diseño de una nueva bicicleta que no tuviera cables en el manubrio ni el en cuerpo de la bicicleta, que la bicicleta frenara cuando uno pedaleara hacia atrás, y con una computadora sencilla a bordo que modulara la velocidad conforme uno fuera acelerando o frenando. El mantenimiento de la bicicleta es muy barato, ésta es fácil de usar y es muy cómoda, por el diseño de su asiento.
La campaña publicitaria se desarrolló en las tiendas, para invitar a la gente novata y adulta a probar la nueva bicicleta sin sentirse intimidada; el gobierno colaboró creando mapas y señalando los lugares seguros para poder practicar Coasting.
Por otro lado, el Design Thinking no es un tipo de diseño que sólo se pueda aplicar en casos específicos o que cuenten con un capital económico alto. Ésta rama del diseño va más allá de lo económico. El perfecto ejemplo sería el proyecto creado en India para atender y dar consultas oftálmicas a gente con escasos recursos, y que no le fuera posible trasladarse a los hospitales para ser atendida.

Aravind Eye Care System es el abastecedor más grande de servicios oftálmicos en la India; ya que busca erradicar los problemas de la ceguera en la población hindú, y sus servicios son gratuitos.
Hoy en día cuenta con 5 hospitales para brindar los mejores servicios de este tipo a las personas que lo necesiten; sin embargo, el reto para esta compañía era crear un proyecto de logística para brindar los servicios y la ayuda necesaria de la forma más efectiva y con el mejor nivel existente a las poblaciones que se encuentran muy lejos de los hospitales y que no tienen los  medios para ir a un hospital y ser atendidos.
Desde 1990, Aravind ha ofrecido consultas preventivas y de diagnóstico en las poblaciones rurales, para registrar a los pacientes, aplicarles exámenes oftálmicos, brindar clases sobre el cuidado de los ojos, e identificar gente que requiera una cirugía.
Un problema grave que tienen estas zonas rurales, es que no todas cuentan con transporte que los pueda trasladar, por lo que la compañía hindú brinda ese servicio enviando camiones a las poblaciones más alejadas para llevar a los pacientes a los hospitales y que sean atendidos con el mejor servicio y regresarlos a casa después de su consulta. La compañía también se ha preocupado por la salud de los ojos de aquellas personas que son diabéticas.

            Ahora bien, Aravind es un gran ejemplo para ver cómo se aplica el Design Thinking con restricciones, por ejemplo, la pobreza y la lejanía de las poblaciones y la falta de acceso a soluciones más caras; por lo que Aravind en uno de los sótanos de los hospitales, creó un laboratorio en donde se producen lentes, más accesibles en cuanto al precio, para poder abastecer a la población necesitada, con un costo de USD $4.00 el par, a comparación de otros países en donde cuestan USD $200.00.
           
            El último caso en donde podemos ver aplicado de manera eficiente el Design Thinking y la Innovación experiencial es en Estados Unidos en uno de los bancos más fuertes de ese país, Bank of America.
IDEO, junto con un equipo del banco lanzó la nueva cuenta llamada “Keep the Change”.
           
            Cuando la gente en Estados Unidos paga en efectivo y recibe el cambio en monedas, no las vuelve a usar, las deposita en un frasco y cuando éste está lleno, lo lleva al banco y lo deposita en una cuenta de ahorros. (Brown, 2008)
Bank of America, junto con la ayuda de IDEO, inventó una tarjeta de débito que funcionara como si fuera el frasco en donde se deposita el cambio de los pagos que hace la gente.
Cuando uno paga en cualquier establecimiento con dicha tarjeta, el titular puede elegir la opción de redondear el total de la suma a la cantidad entera más cercana y los centavos restantes del total original depositarlos de manera automática en la cuenta de ahorros “Keep the Change”, una forma “invisible” de ahorrar dinero de manera eficaz y satisfactoria para el titular de la cuenta. Además, los primeros tres meses, Bank of America ofrece el servicio de depositar el 100% de lo que se haya ahorrado y a partir del 4º mes, el 5% del total ahorrado.
La realidad: la felicidad que genera en las personas el hecho de saber y de darse cuenta por medio de los estados de cuenta que ahorraron dinero sin ni siquiera haberlo intentado. (Brown, 2008)

Keep the Change ha demostrado que el Design Thinking puede identificar un aspecto humano relacionado con su comportamiento y convertirlo tanto en una satisfacción para el ser humano como en una forma de negocio viable y con valor.


Cómo funciona el Design Thinking

(Brown, 2008) “Metafóricamente, el proceso de diseño es mejor descrito como un sistema de espacios que como una serie de pasos preestablecidos”.
Dichos espacios están delimitados por diversas actividades que se relacionan entre sí y que juntas forman la continuidad de la innovación. En la mayoría de los casos, para quien es su primera vez que aplica el Design Thinking en un proceso o producto, puede llegar a resultar muy caótico, pero conforme avanza el proceso y el proyecto, las personas se van dando cuenta de los resultados que esta rama del diseño genera.

            Dentro del artículo, Brown menciona que todo proyecto de diseño debe pasar por 3 espacios; Inspiración, Ideación e Implementación.
1.       Inspiración: aquí es donde se ubican y se dan a conocer las circunstancias del proyecto a desarrollar (un problema, un oportunidad o ambos) que son las motivantes para buscar una solución.
2.       Ideación: es el proceso de generar, desarrollar y de probar todas las ideas que pueden llegar a generar una solución.
3.       Implementación: las formas para encontrar un buen método y proceso para llevarlo al mercado comercial.

Cuando un proyecto está en desarrollo, pueden volver a atravesar por dichos espacios más de una vez, sobre todo por el espacio 1 y 2, ya que en ocasiones las ideas llegan a cambiar y a redefinirse, provocando que éstas cambien la dirección del proyecto.


Personalidad de un Design Thinker

Algunas de las características más importantes de los Design Thinkers son:
·         Empatía: pueden ver el mundo desde diferentes perspectivas; toman como primer elemento al ser humano y comienzan a idear e imaginar soluciones que son deseadas por las personas y que cumplen al máximo con sus necesidades.
·         Pensamiento Integrado: no solo piensan analíticamente, piensan en los aspectos más importantes y destacados, pero al mismo tiempo consideran todos los aspectos negativos o contraproducentes que pueden llegar a aparecer y es así como crean nuevas soluciones a las alternativas existentes.
·         Optimismo: no les importa qué tan difícil puede llegar a ser algo o qué restricciones puede tener un problema, siempre van a encontrar por lo menos una solución a la que le vean potencial y que sea mejor que las alternativas existentes.
·         Experimentalismo: se generan preguntas a ellos mismos y analizan las restricciones de una forma creativa que los llevan a tomar nuevas direcciones en sus proyectos.
·         Colaboración: hoy en día los productos son más complejos, al igual que los servicios y las experiencias, por lo que la idea de un “genio brillante” se ha perdido, ya que hoy en día la forma más efectiva de trabajar para lograr la innovación buscada es por medio de un equipo interdisciplinario.


Cómo incluir el Design Thinking en el ejercicio de la Innovación

            Empezar por el principio. Siempre integrar al equipo interdisciplinario a los Design Thinkers desde un inicio, antes de que el proyecto comience a tomar una dirección. Va a ayudar a que los diseñadores analicen varias y distintas ideas más rápido que otros profesionistas.
            Que el ser humano sea el centro del proyecto. La innovación se debe centrar siempre en el ser humano, sus necesidades, sus gustos y preferencias, detectando comportamientos y sucesos.
            Actuar a tiempo y constantemente. Experimenta rápido y crea prototipos rápidos y sencillos, que no necesariamente tienen que ser definitivos, perfeccionándolos hasta llegar al diseño final.
            Busca ayuda de fuera. Busca oportunidades de mejoramiento y de co-creación con consumidores y clientes.
            Combina proyectos grandes y pequeños. Planea el portafolio con objetivos y diseños a corto plazo que sean sencillos y con objetivos a largo plazo que sean revolucionarios.
            La innovación va de la mano del presupuesto. El Design Thinking crece y avanza muy rápido, pero el éxito del proyecto no está garantizado. Nunca se debe de dejar de lado el ritmo con el que se puede innovar.
            Busca talento en donde sea. Contrata no sólo a diseñadores. Sin embargo, un diseñador debe de ser esencial por su forma de pensar y desarrollarse dentro del proyecto. Puede llegar a entrenar a personas no relacionadas con el diseño cumplan con las funciones requeridas.
            Diseña con base en un solo ciclo. Los proyectos de diseño son tardados en muchas ocasiones, siempre se debe procurar trabajar con el mismo equipo de desarrollo del proyecto desde el espacio de la Inspiración hasta la Implementación. El hecho de que sea el mismo equipo, hace que el desarrollo del proyecto sea más eficiente y tenga mejores resultados a largo plazo para el producto o servicio y mejores beneficios para el equipo de trabajo (la organización).



Finalmente, Tim Brown expone que: “sin importar a donde miren, los diseñadores ven los problemas que pueden resolverse sólo a través de la innovación; los servicios médicos, la salud, miles de millones que tratan de vivir con pocos dólares al día, los sistemas de educación que no son los adecuados para todos los estudiantes, (…). Estos son problemas que las personas tienen a nivel emocional (en el corazón), que requieren de un enfoque centrado en el ser humano, creativo, iterativo y práctico, para encontrar las mejores ideas y soluciones más efectivas y definitivas; el Design Thinking es sólo un enfoque aproximado a la innovación”. (Brown, 2008)  












Bibliografía

Brown, T. (1 de Junio de 2008). Design Thinking. Harvard Business Review , 1-10.


viernes, 10 de octubre de 2014

Diseño Industrial y ética :: Paulina Trejo


Por Paulina Trejo
El diseñador tiene una tarea, no directa, pero que viene implícita en el momento en que alguien decide que se va a dedicar a “crear”. No es que un día nos despertemos y digamos que queremos que en 30 años vean que en 2014 éramos alegres, depresivos o lo que sea. Simplemente al momento de crear, expresamos y dejamos parte nuestra esencia en dicha “creación” (no me atrevería a ponerle un nombre ni más específico ni más amplio); al dejar para de nosotros, dejamos rastros de la época, el pueblo, la cultura, los avances tecnológicos, actividades, entorno, deseos, ritos, sociedad, etcétera. Es por esto y “nada más” que por esto que cada que tomamos algo en nuestras manos, éste nos puede contar una historia a través de sus formas y discursos. Nos ayudan a situarnos en una realidad.

Siempre he tenido la creencia de que el diseñador, es un artista cuyas creaciones tienen una función tenido la creencia de que el diseñador, es un artista cuyas creaciones tienen una función nuestra esencia en dicha. No sólo vaciamos nuestro cerebro, ideas, pensamientos, emociones y conflictos en cada uno de nuestros bocetos, sino que también creamos emociones, pensamientos o mínimo ideas en nuestro espectador, usuario o consumidor a través de la ergonomía, los materiales, los procesos, los mecanismos y el “lazo”, que podría decir es cíclico que se produce entre alguien que ve nacer, crecer, desarrollarse y llegar a más personas su obra y el propietario final de la misma.

La globalización es un tema de controversia, al menos en mi cabeza, nos ha dado muchas cosas buenas achicar fronteras, acercarnos y darnos total accesibilidad a las tecnologías, materiales, ideas y todo lo que hay alrededor del mundo; sin embargo no todo es rosa y próspero. De la mano de el sin fin de beneficios que hemos obtenido, vienen las partes complicadas o creadoras de conflictos, como las fuerzas conservadoras que menciona el texto. Pero a mí me parece más importante profundizar en el tema del bien y el mal, que lo podemos relacionar con lo bonito y lo feo, el buen y el mal diseño así como el blanco y negro y la controversial existencia de los grises.

Nietzsche dice que la moral no se construye en base a las decisiones que tomamos, sino que es una decisión (individual) que tomamos, lo que hace que la moral sea subjetiva. Principio que creo que debemos tomar todos los diseñadores a la hora de diseñar, ¿es feo o bonito? ¿es un buen diseño o malo?, según quién. No debemos dejar que las normas de la sociedad en la que vivimos dicten lo que hay dentro de nosotros, los grandes momentos tanto del arte como del diseño se han dado cuando alguien se atreve a hacer algo fuera de lo común…algo que está “mal”.

Otro tema que crea batallas interminables en mi cabeza, así como noches de insomnio convertidas en reflexión, es el triste uso, quizá mejor dicho abuso que se le ha dado al diseño, a la creatividad y al cerebro humano. Nos hemos dejado llevar por el signo de pesos o la moneda que sea, por la riqueza y por la fama sin importar qué es lo que pisoteamos. No nos importa cubrir una necesidad real, sino crearla y con ellos el consumismo, no nos importa el impacto ambiental que este mismo consumismo propiciado por nosotros va a dejar, no nos importa por encima de cuantas personas tenemos que pasar para lograr el “éxito”, no nos importa si podemos diseñar algo que mejore la vida de miles de personas en África, si del otro lado tenemos la opción de diseñar una silla que va a estar expuesta en la mejor galería, en la que nadie se va a sentar porque sólo unos cuantos la pueden pagar. Es momento de que abramos los ojos y empecemos a darle importancia a las cosas importante que nos rodean y dejar de preocuparnos sólo por nosotros mismos. Si bien el mundo es una “unidad”, no tenemos que ser ciegos, “El mundo es complejo…es conflicto”.

Hace una semanas, en una conferencia del Rector David Fernández Dávalos, expuso, que en la actualidad se le exige a las universidades crear productos, “La cultura dominante y el ADN han convertido el éxito PERSONAL en una nueva religión”. Se trata de ir más lejos, ver más allá de lo que a los monstruos trasnacionales y líderes de la economía mundial les interesa que veamos, “El mundo no es como lo hemos visto ahora, el mundo es ancho, ajeno y distinto”

La mercadotecnia es una súper herramienta, tampoco se trata de juzgar y satanizar todas las facilidades y herramientas que tenemos hoy en día como diseñadores. Pero hay maneras, no encuentro algo que te enriquezca como persona en vender y meter en la cabeza de alguien la idea de necesitar algo que no esté creando un bien social o individual. Creo que todo esto se resume y un tanto embellece en la cita de First Things First Manifiesto 2000 “nos hemos criado en un mundo en el cual las técnicas publicitarias y sus medios se nos han presentado como el lugar, más lucrativo, más eficiente y deseable donde utilizar, nuestros talentos…esta es la manera en que el mundo percibe al diseño. El tiempo y la energía profesionales se usan para atender demandas de cosas que, a lo mejor, no son esenciales”.

México es un país maravilloso, con mil y un cosas que mostrar al mundo y una infinidad de personas talentosas; que desafortunadamente somos muy conformistas y egoístas; no nos atrevemos fácilmente a salir de nuestra zona de confort, y una vez que alguien se atreve, los que seguimos en ella, sólo estamos esperando a ver su caída, y los que ya están arriba no hacen nada por abrirle las puertas y facilitarle las cosas.

“Pensar globalmente y actuar localmente”, frase sacada del texto, creo que es la verdadera clave para que comience un auge en el diseño Mexicano. Tristemente los diseñadores reconocidos en México, se dedican al diseño de élite, sí, lo hacen aquí, pero el grueso de la población no puede comprar y están más dirigidos a mercados en el exterior. No digo que esté mal, cada quién es libre de tomar las decisiones que les parezcan más pertinentes, pero creo que tenemos que empezar por nosotros mismos, tenemos que empezar porque los mexicanos veamos un diseño impresionante mexicano que podamos adquirir, por hacernos sentir orgullosos y reconstruir la autoestima nacional que se ve afectada día con día por la corrupción, narcotráfico y todos los temas que se tratan en la primera plana de la prensa impresa del país.

El Diseñador está llamado a ser una herramienta para el cambio social y dejar de lado que todo es en torno al éxito individual.

Necesitamos, difusión, necesitamos apoyo, necesitamos confianza, necesitamos creérnosla, creer que estamos al nivel de cualquier otro país, en creatividad, intelecto y ganas no existe, distinciones tales como el primer o tercer mundo. El talento existe, todo es cuestión de quitarnos el miedo y los complejos.

Estás en nuestras manos iluminar algo de la oscuridad que nos rodea. “Nadie enciende una luz para ponerla debajo de la cama” (Lucas 8:16)

jueves, 9 de octubre de 2014

El diseño Industrial en México ante la globalización :: Alejandra Velazquez

Por Alejandra Velázquez
Por medio de la lectura podemos entender que la globalización no ha sido un factor que contribuya al desarrollo del diseño, por lo menos en países como México. En los cuales aún se lucha porque haya un desarrollo económico y social equitativo.

La globalización propone de cierta forma que el mundo sea concebido holísticamente, como un todo. El problema de este modelo es, que dentro de ese todo no hay balance y el mismo modelo se ha ido desviando hacia el beneficio de pocos.

Así mismo creo que el diseño ha seguido este modelo y tampoco beneficia a una sociedad completa ni satisface necesidades “reales”. Sólo busca atender las necesidades del mercado, que son puramente económicas y el mercado a su vez satisface necesidades que no son esenciales de los pocos que pueden pagar los productos y servicios que desarrollan.

Es claro que el mercado se ha posicionado ante la mente del diseñador como algo completamente necesario para el éxito profesional. Muchos diseñadores se rigen por el poder adquisitivo que pueden llegar a tener y con esto viene el reconocimiento.

El diseñador actual mexicano fue enseñado a diseñar para una parte de la población mínima, dejando a todos los demás sin acercamiento real a la cultura del diseño. Y aunque hay muchas buenas propuestas creo que en México el valor que se le da al diseño es meramente formal y esto propensa la búsqueda de que el mercado al cual se quiere llegar tenga un poder adquisitivo muy grande. El diseñador aprendió que el éxito profesional viene de la cantidad de dinero que puede adquirir y no de las necesidades que puede satisfacer, aspira a tener más, vender más y ser reconocido.

Creo que el diseñador puede más que eso. El diseño ya dejó de ser la parte en la cual los objetos son sólo estéticos. El diseño realmente podría estar en todas partes y no sólo basarse en impactar a la cultura material, sino a la cultura general. Podría ser un motor de producción, un motor económico, un motor social de desarrollo.

El diseño como bien sabemos es un motor de propuestas y un motor de soluciones, pero no lo hemos sabido dirigir correctamente y México aunque vive una fase en la cual el trabajo del diseñador está siendo valorado más y más, también vive un momento en el que ese diseño sólo se está enfocando a la creación de objetos de lujo, objetos que ni siquiera representan la identidad mexicana y por lo tanto no la fortalecen.

Lo anterior se puede volver a relacionar directamente con la globalización, ese todo que poco a poco ha ido permeando a la sociedad, ha generado un desapego y un desarraigo de la cultura e identidad mexicana. Cada vez el diseñador se aleja más de ésta y así como sólo trata de impactar a un punto mínimo en la población, de la misma forma trata de impactar fuera sin primero impactar dentro. Y creo que en efecto, el diseño mexicano debería ser reconocido internacionalmente, pero ¿cómo se puede lograr esto si ni siquiera podemos apreciarlo nosotros mismos?

La enseñanza del diseño ha sido un poco superficial, como menciona el texto, el diseñador no ha tenido experiencias que lo vinculen directamente con los problemas culturales “reales” de la sociedad para la cual va a diseñar. Y tal vez esto influyó en la manera en la que el diseño se desenvuelve actualmente.

Si el diseñador logra entender su contexto antes de enfrentarse a éste, puede que tenga un mejor manejo de sus capacidades y las enfoque correctamente. Y no sólo entenderlo sino comprometerse con él. No significa que todo tenga que ser diseño social o desinteresado, porque al final es su profesión y a la larga su manutención. Pero sí puede tener una visión más amplia de lo que necesita la sociedad e impactar de manera benéfica en ésta, sea en el sector de diseño al cual se dedique, en todos hay un área de oportunidad bastante grande, así como un mercado que ni siquiera esta consciente de lo que es el diseño, al impactar en éste hay un beneficio mutuo entre sociedad (no sólo algunos) y diseñador.

Como profesionistas y como instituciones que enseñan el diseño lo más importante sería el dar paso a una cultura de diseño y no una cultura material.