viernes, 3 de diciembre de 2010

Análisis de la situación del Diseño Industrial en México Adina Radosh, Andrés Basantes

Análisis de la situación para los Diseñadores Industriales en México.
Adina Radosh, Andrés Basantes

Tipos de actividades que realizan los diseñadores industriales en México.
Mobiliario, luminaria, POP, publicidad, robot router (maquinaria-ingeniería), diseño de coches, cerámica, diseño de interiores, joyería, imagen corporativa.

2. ¿Qué distingue a los Diseñadores Industriales entrevistados en cuanto a fortalezas o aspectos competitivos?
Unirse con otros diseñadores, entregarse de lleno a cada proyecto (todos merecen la misma importancia). No solo hacer las cosas con creatividad, no solo hacerlas bien, hay que saber venderlas. Trabajar en diversos campos para conocer diferentes procesos y diferentes materiales. Ser puntual. Trabajar en campos poco profundizados, trabajar en proyectos sociales.

3.¿Cuáles son los principales obstáculos a los que se enfrentaron?
Falta una conciencia en la población sobre la importancia del diseño. Dificultades al trabajar y estudiar al mismo tiempo. La mala organización: dejar todo para el último instante. Salir de la carrera y darse cuenta de que no se tienen las suficientes bases con los estudios. Problemas económicos tanto nacionales como extranjeros, pues compañías y demás que podrían estar contratando en otros momentos no puedan contratar por esta razón; también existe la posibilidad de recorte de personal o cambios en los diseños o la forma de trabajar.

4. ¿Cómo lograron superarlos?
Con pasión por el diseño y paciencia, asociándose con otros diseñadores, ofreciendo sus ideas y productos al mercado insistentemente, por ejemplo con la aproximación a cámaras industriales para ofrecer sus servicios, enfocándose en nuevos mercados y finalmente innovando siempre sus diseños para superar la competencia. Especializándose, tomando cursos para mantenerse actualizado.


5. ¿Cuáles son los principales campos de desarrollo profesional actualmente en México de acuerdo con los diferentes entrevistados? ¿hacia dónde va la profesión?
Pop, mobiliario, interiores, publicidad, transporte (automotriz), diseño de autor y joyería (artesanal).


6. ¿Qué oportunidades de trabajo nuevas descubriste a partir de la experiencia de trabajo de los Diseñadores Industriales entrevistados?
La oportunidad de intervenir directamente en problemáticas sociales, la gratificación de saber que en el país existe un espacio en el mercado para el diseño que tenga un alto contenido conceptual, pues por lo general los diseñadores industriales que salen de la carrera notamos que trabajan para empresas haciendo productos sin concepto (empaques, POP, mobiliario, etc.), que simplemente tienen que cumplir con los requerimientos constructivos y formales, pero no brindar un elemento conceptual complejo.


7. ¿Qué consejos dieron para los estudiantes de Diseño Industrial?
Dejar de pensar en el diseño de autor, abrir las posibilidades del diseño en cuanto a lograr entender lo complejo y extenso que puede ser, aparte de que tenemos que tener en cuenta que el diseño no sólo se trata de mobiliario o diseño de autor, sino que existe una gama enorme de productos y servicios que de alguna forma u otra necesitan de un diseñador. Debemos trabajar con pasión y calidad, trabajar antes de estudiar un postgrado, experimentar, asociarse con otras ramas, otros profesionales, hacer del diseño un trabajo interdisciplinario.
Ofertas de Trabajo
1. Enumera los puestos de trabajo para Diseñador Industrial que encontraste en tu investigación ¿Cómo es el mercado laboral para el Diseñador Industrial en este momento?
- Coordinador de recursos humanos
- Reclutador
- Diseñador industrial becario
- POP
- Modelado de joyería utilizando rhinoceros

- Renderizado de modelos, impresión de los modelos en máquina de estereolitografía, diseño e interpretación de planos
- Asistente en dibujos, especificaciones y desarrollos de nuevos productos.
- Diseño de artículos de calzado
- Empresa automotriz (no especifica puesto)
- Empleo por proyecto
- Freelance especializado en diseño de joyería con amplio conocimiento del mercado nacional e internacional
- Asistir en el diseño de artículos de plástico, de empaques, nuevos colores, elaborar muestras, realizar especificaciones de los productos, mejoras de productos ya existentes, y todo lo relacionados para la fabricación de estos productos en serie.
- Maquinador virtual
- Ilustrador para creación de personajes
- Coordinador de producción
- Dibujante de autocad 3d
- Diseñador de interiores
- Intérprete de planos
- Mobiliario
- Diseñador Industrial
El mercado laboral es bastante variado, dando oportunidad de enfocarse en lo que más te interese.
2. ¿Cómo trabajan los Diseñadores Industriales en otros lugares del mundo? ¿Cómo se organizan, como son sus despachos, cómo comercializan sus productos?
Hemos estudiado a diseñadores mundiales muy conocidos, y su dinámica en el mercado es variada pero podemos encontrar algunos patrones que se repiten, por ejemplo: muchas veces los “diseñadores mundiales” venden sus objetos por medio de terceros, es decir, el estudio no se encarga ni de la venta ni de la producción, se encarga del diseño, los terceros se encargan de producir y distribuir los objetos diseñados en varios puntos de venta.
Otro recurso muy usado es la venta por catálogo en Internet o la presentación de portafolios de objetos producidos o proyectos.
No cabe la menor duda de que en la promoción de sus objetos o proyectos se encuentran inmiscuidos profesionales del mercadeo, seguramente, estos diseñadores son conscientes de que no son mercadotécnicos y delegan esta parte a profesionales que le puedan dar la importancia que se merece a esta rama.

3. ¿Qué diferencias encuentras con el modo de trabajo en comparación como sucede aquí en México?
Parece haber una tendencia en convertir al diseñador en un autosuficiente: “todólogo”. Que pretende triunfar en el mercado valiéndose solo en todos los campos que intervenga, hay que tener cuidado en convertir al estudiante de diseño en un conocedor de “de todo un poco y especializado en nada”. Hay que aprender a entregar el trabajo que no nos compete a personas capacitadas en el tema, y no sólo en cuanto a mercadotecnia.

4. ¿Cuáles son las tendencias de diseño mundiales observadas en general?
Diseño elitista, la experimentación con nuevas tecnologías, se hace mucho mobiliario y luminaria, tendencia hacia las formas orgánicas, también hay una fuerte tendencia hacia lo minimalista, y finalmente al arte-objeto.

Conclusiones.

1. ¿Cómo ven la situación de nuestro país en materia de Diseño Industrial?
Creemos que tiene muchísimo potencial, que el diseño basado en un acervo cultural e histórico tiene mucho que contar, que estamos en un país con problemáticas que nos gritan por soluciones integrales, sustentables, pensadas, bien diseñadas.
Vemos que la visión del diseño en la población debe ser cambiada-impartida-educada desde los diseñadores, si hacemos objetos que no comunican nada, no pidamos a la gente que se cuestionen sobre la importancia de estos objetos.
Vemos al diseño como una herramienta de acción directa sobre las problemáticas sociales, con todo el potencial para intervenir en un país fundido en muchos de estos conflictos.

2. ¿Cuáles son nuestros principales retos? ¿Qué nos falta?
Definir y asentarse sobre los objetivos individuales y colectivos de los estudiantes (el quehacer del diseñador desde su formación).
Entender que la universidad es una herramienta importante para formar profesionalmente al diseñador, pero entender también que no es la única, que los conocimientos impartidos son “situacionales”, que responden a circunstancias de un momento y lugar específico. Una vez identificado nuestro papel como diseñador, aprender a usar otras herramientas para que nos brinden el conocimiento necesario para lograr nuestros objetivos, aquí un par de ejemplos: acercarse a otros diseñadores, trabajar, no dejar olvidados los proyectos: mejorarlos, hacer pasantías, becarías en áreas que a uno le interese, en fin: dejar la flojera a un lado.

Nos falta fe en el diseño: “todo es mejor en Europa”.

3. ¿Qué estrategia puedes utilizar para aprovechar el conocimiento de la situación del Diseño Industrial en México para tener éxito?
Insistimos, basados en los consejos de algunos de los profesionales analizados a lo largo del curso, en abrir las opciones del diseño para tener éxito en mercados que no han sido explotados, existe la ventaja de no tener que lidiar con la competencia.
Muchas veces el modo de producir y de diseñar en México es artesanal; hecho que podemos usar como ventaja para dar un toque más nacional, dejando de lado querer imitar lo extranjero, aunque no llenemos de grecas aztecas o algo por el estilo.
Todo en México necesita rediseño: es la frase que dijo Ariel Rojo. Con esto se refería a que varias cosas están mal hechas, no pensadas y no diseñadas, por lo que la ventana de oportunidades es enorme, pues ya sea para la ergonomía, para optimización de producción, para materiales, lo que sea se necesita un rediseño.
La base histórica que tenemos la podemos usar como ventaja. Por un lado podemos aprender de tanto los errores y los aciertos que otros ya hicieron, y por otro lado usamos aspectos históricos que afectan a como es nuestra sociedad hoy en día.


4. ¿Qué aprendiste de las exposiciones presentadas así como del curso en general?
Que si buscamos buen diseño, lo hallamos: que existen profesionales capaces, con logros importantes tanto a nivel nacional como internacional. Que lo más importante es tomar una actitud frente al diseño y desarrollar herramientas suficientes para materializar nuestras ideas.
Que hay que comprometerse con lo que uno hace.
Que a pesar de no estar de acuerdo con esta cuestión, varios diseñadores se han dado cuenta que tienen como debilidad la administración y mercadotecnia. Aunque desde nuestro punto de vista hay que tener cuidado con esto, porque otra ves recaemos en ser “todólogos”.
Aprendimos del proceso que ha sufrido el diseño en México, como empezamos (y muchas veces seguimos...) copiando o adecuando tendencias sobre todo europeas… poco a poco se desarrollan ya nuevas modas y nuevas tendencias en diseño.
Aprendimos también que hay gran diferencia en lo que busca el diseño internacional y el nacional; internacionalmente hay mucho diseño de autor, aquí no habiendo tanto, en el extranjero usando mucho la tecnología en el diseño y lo interdisciplinario, cosa que nos falta mucho en México.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Competencias de los DI Jose Vidal y Rocío Quireza

Rocío Quireza
Jose Vidal

Competencias que definen al diseñador Industrial de la UIA

SI

1- Reflexionar y discernir sobre las problemáticas que se presenten y tomar decisiones responsablemente y fundadas en la ética.
Contemplar su actuar en distintas dimensiones: frente a su cliente, frente al usuario y frente a la sociedad en general. Más allá de sólo quedarse en un “buen proceder” general, el egresado debe estar consciente de que sus valores se reflejan en los proyectos que desarrolla, por lo que deberá asumir esta responsabilidad.

En base al punto creo que nosotros si tenemos los valores para actuar en cuanto a ellos al ejercer la profesión de Diseño Industrial , en este punto dependen muchísimas cosas como por ejemplo:

-El tema del proyecto porque puede ser sobre un tema que quizá nosotros no estemos de acuerdo por ejemplo una campaña para promover el uso del alcohol en menores o quizá un proyecto donde se contamine muchísimo y se desperdicien enormes cantidades de material.
-Para quien realizas el proyecto por ejemplo si lo realizas para una empresa que utiliza muchos procesos que contaminen y con tu diseño contribuyes a que lo sigan haciendo ya que no quieren cambiar su manera de trabajar.
-Los materiales o medios porque puedes hacer un proyecto que tenga o no impacto en la naturaleza

-El mensaje que das, por ejemplo si promueves mensajes como el uso del alcohol en menores o el consumo excesivo.


Este punto engloba muchos aspectos pero yo creo que teniendo unos valores sólidos y enfocados hacia donde te quieres dirigir en el diseño o que esperas de tu diseño, no es difícil lograrlo.


4- Desempeñarse proactivamente en ambientes transdisciplinarios para realizar propuestas de diseño innovadoras.

Responder ante un problema de diseño con alternativas diversas y con un alto nivel de originalidad a partir de la distinción de los factores de la definición de la problemática que permiten la propuesta de soluciones innovadoras, asumiendo el liderazgo, la iniciativa y la responsabilidad para hacer que las cosas sucedan dentro de un ámbito de trabajo transdisciplinario.
A los diseñadores en la UIA desde un principio nos han propuesto hacer proyectos de distintas disciplinas, por lo tanto casi siempre nos hemos tenido que adaptar entonces yo creo que por ese lado ya estamos un poco acostumbrados, claro que siempre ver algo nuevo y en lo cual no tienes idea da un poco de miedo , pero nos han enseñado que la investigación y apoyándote con personas de otras carreras con las cuales se pueda hacer un proyecto mucho más completo y también a tomar la iniciativa y la responsabilidad del grupo ya que en nuestras manos se espera que esté la solución del problema por ejemplo:

Un proyecto para hacer juguetes para niños con problemas de Autismo; el Diseñador Industrial tenía que ser responsable de trabajar con psicólogos, pedagogos, maestros y doctores para llenarse de la problemática que tenían pero también tenia que encabezar el proyecto porque en sus manos estaba proponer las soluciones que ayudarían a resolver el problema de las terapias.

6- Ser capaz de dominarse ante situaciones diversas
Se refiere a la capacidad del diseñador de sobrellevar críticas, analizándolas y reconociendo su eventual pertinencia, así como de establecer el diálogo como medio para superar las diferencias. Implica también la capacidad de aprender reconociendo posibles errores.

Creemos que esto se desarrolla a principio de la carrera cuando mas que en una función hacen que te enfoque en la forma, y la mayoría de los alumnos recibimos críticas que te hacen sentir mal pero poco a poco aprendes que es subjetivo y que lo que te gusta a ti no necesariamente tiene que gustarle a los demás, pero también te ayuda a mejorar y a saber llevarlo mejor ya que en la vida profesional son problemas que siempre vamos a tener porque la forma que hagamos no será la que necesariamente le guste al cliente por ejemplo:

En primer semestre colocaban las entregas de primer a ultimo lugar viendo cada cosa que le había faltado a cada una y te sentías mal ya que pensabas que no eras bueno pero cuando vas con un cliente tienes que llevar varias propuestas para que el pueda seleccionar alguna en base a lo que busca casi siempre haces el proceso de primer semestre porque ahora el cliente es quien te dice que le falta y escoge alguna y poco a poco vas reconociendo tus errores, sin sentir que eres malo en lo que haces.

8- Proponer soluciones de diseño industrial basadas en la sustentabilidad.
Identificar y prever el impacto ecológico tanto del uso de recursos como de los resultados de las diversas etapas del proceso de diseño, incluyendo el fin de la vida útil del producto, en su caso. Tomar decisiones a lo largo del proceso de diseño que apoyen el desarrollo sustentable.

Algo que hemos aprendido a lo largo de la carrera y no solo en ella con todo lo que está sucediendo en nuestro planeta es que debemos de crear productos sustentables y no solo tomarlo en cuenta en el producto final sino también en el proceso de diseño por ejemplo:

A lo largo de la carrera tenemos diversas materias que nos hablan de la sustentabilidad pero también nos han involucrado en varios proyectos, como hacer un producto nuevo con desechos que está muy de moda hoy en día, o un proyecto para casas-habitación que ayudara a la sustentabilidad en estas, en ese caso realizamos un baño en el que el agua de la regadera y del lavabo se pudiera utilizar en el W.C.

9- Manejar y especificar materiales y procesos de manufactura.
Identificar las características particulares de los diversos materiales y procesos de producción, para seleccionar aquellos que se adecuan mejor a los requerimientos de diseño. Clasificar los materiales puros y los compuestos, así como los procesos de producción, de acuerdo con su nivel de sustentabilidad, para apoyar la toma de decisiones en el proceso de diseño.

Como diseñadores creemos tener este punto ya que en la experiencia de diseño de cada proyecto vamos aprendiendo materiales diferentes además de que tenemos que investigar los distintos materiales con los que se puede fabricar el diseño y por lo tanto el proceso de manufactura y después de esto seleccionamos el material para nuestro proyecto además de que esto es apoyado con varias materias que nos ayudan muchos en el conocimiento de estos por ejemplo:
Materiales, en esta materia conocemos las características de ciertos materiales como pueden ser plástico, vidrio, maderas y metales.
Procesos de transformación de la materia, aquí conocemos como su nombre lo dice todos los procesos que se le pueden dar a los materiales.
Nuevas tecnologías textiles: Es una materia muy interesante que nos habla de los materiales del futuro pero también da un recorrido por los ya existentes

Gracias a estas materias tenemos un amplio conocimiento de materiales y procesos de fabricación aunque estamos conscientes que con la práctica en el mundo laboral aprenderemos mucho más
dependiendo el área en la cual nos enfoquemos.



NO

17- Usar eficientemente las herramientas de cómputo para el desarrollo de proyectos de diseño y las actividades relacionadas al ejercicio de la profesión.
Evaluar y seleccionar las herramientas computacionales de acuerdo con su pertinencia en función de los recursos disponibles y de la tarea a realizar. Utilizar estas mismas herramientas aprovechando al máximo sus capacidades.

Tenemos algunos conocimientos en varios programas que nos sirven para defendernos en la carrera como Photoshop, illustrator, programas para hacer presentaciones, Microsoft Word, etc.
Pero también tenemos una debilidad en programas para hacer renders por ejemplo:

Desde 3er semestre nos piden renders para entregas de Diseño, y es una materia como de 4to semestre creemos que deberían de meter materias desde un principio porque los renders además de ser una forma de comunicación muy buena para que el diseñador muestre su diseño es lo que mas se demanda en el mundo laboral a los diseñadores.


19- Administrar empresas de diseño y equipos de trabajo enfocados al ejercicio de la profesión del diseño industrial.
Identificar y aplicar métodos de planeación, organización y control de:
Empresas independientes o áreas dentro de una organización.
Equipos de personas.
Actividades.
Relacionados al ejercicio de la profesión.
Utilizar herramientas financieras como apoyo a las tareas administrativas implícitas el ejercicio de la profesión.
Distinguir aquellos factores legales que se deben cubrir tanto en las empresas como en sus diversas actividades.
Esta competencia consideramos no tenerla ya que si tenemos algunas materias que nos hablan de la planeación para crear una empresa, como manejarla, toma de decisiones , como cobrar tu trabajo, programas donde puedas ir sacando los gastos y ganancias, etc, Por ejemplo:

La primera vez que hice un trabajo de freelance, no tenia idea de como iba a cobrar ni cuanto iba a cobrar, si cobrar todo al principio, todo al final o 50% al principio y 50% al final. Me pidieron una cotización y no sabia como hacerla, sentía que no estaba preparado para esto. Afortunadamente lo poco que se de negocios lo aprendí por mi cuenta. Hasta la fecha en la Ibero no me han enseñado nada de eso.

A pesar de tener estas materias cada vez que nos encargan un trabajo no sabemos en cuanto cobrarlo , o si tomamos en cuenta la fórmula que nos dieron en clase, se nos hace muy caro a nosotros o a la persona que nos lo encarga y terminamos cobrando menos o no haciendo el trabajo, lo mismo pasa cuando salimos de la carrera y queremos poner nuestro propio despacho no sabemos por donde empezar.

martes, 21 de septiembre de 2010

Utilidad y Significado Mariana Castañeda Andrade

Utilidad y Significado
Mariana Castañeda Andrade


En este capítulo se analiza la diferencia entre los conceptos de utilidad y significado como parte de lo que conocemos como función.

Si consideramos la premisa del arquitecto estadounidense Louis Sullivan, acerca de que “la forma siempre sigue a la función”, entenderemos que la función de un objeto determinará su forma, aunque “el concepto de Sullivan de función englobaba el uso de la decoración como un elemento integrado en el diseño” (1)

Así entonces, el diseño de cualquier objeto implicará tomar en cuenta la función que éste cumpla, así como el aspecto decorativo o placentero para los sentidos, es decir, el aspecto estético.

Es precisamente cuando hablamos de los sentidos, que entendemos el término de significado, ya que tiene que ver con lo que expresa el objeto diseñado, lo que nos hace sentir, significado que el diseñador le da inspirado en sus sueños y aspiraciones, o en los sueños y aspiraciones de los usuarios a los que va dirigido, y no meramente en la utilidad, que se basa en la practicidad de dicho objeto.

Creo que es sumamente motivante el crear objetos que cumplan con ambos aspectos del diseño, es decir, con la utilidad y el significado, pero también creo que es un gran reto el ser acertado y por consiguiente, aceptado en una determinada sociedad o cultura, ya que tenemos que considerar muchos aspectos, como son, creencias, simbolismos, tradiciones, modas, costumbres, localismos, etc., que pueden llegar a determinar el uso de una figura u otra, de materiales, símbolos, formas y colores diversos.

A lo largo de la historia hemos visto cómo las decoraciones recargadas, como en el siglo XIX, eran lo más apreciado, o las formas sencillas posteriores a la Segunda Guerra Mundial, que rechazaban dicha decoración, eran consideradas como más apropiadas para la producción industrial, con la aparición de formas geométricas abstractas como la escuela Bauhaus en Alemania.

En fin, creo que el diseño debe tomar en cuenta al usuario al que va dirigido, cumpliendo con los aspectos de utilidad y significado, y, por supuesto con la inspiración y creatividad personal del diseñador, para ser considerado como un buen diseño, ya sea que vaya dirigido a una pequeña localidad o al mundo entero cada vez más globalizado.

En este sentido, la globalización representa un nuevo reto, ya que se presentarán dificultados tanto en la forma como en el marketing para llegar a comunidades distintas, con niveles de educación distintos o con valores e ideologías muy diversas; todo esto sin ofender a nadie y haciendo el producto atractivo para todo tipo de población.

“Utilidad y significado” Andrés Basantes

“Utilidad y significado”
Andrés Basantes

Este texto parece ser una introducción hacia un estudio más profundo entre la utilidad y el significado de los objetos, sin embargo en estas cortas 10 páginas se inicia ya con un ligero análisis entre estos dos ámbitos del objeto.
Se empieza con una pequeña reseña histórica sobre el diseño de los objetos del siglo XX en comparación con los del siglo XIX, se recuerda sobre el devalúo de la decoración y sobre la máxima de Sullivan “La forma sigue a la función”. Esta frase es tan debatida por los diseñadores por la carga de valor que se deposita unas veces en la utilidad y otras en el significado. Cada uno de nosotros somos libres de elegir el bando de ataque y no estamos exentos de críticas. Así mismo el texto nos advierte sobre la estrecha relación entre forma y uso del objeto, unas veces ni siquiera es controlado por el diseñador y se alude al acervo cultural que el hacedor del objeto impregna en su obra o a la utilidad netamente técnica de un objeto. En este punto se nos deja en claro que debemos tener mucho cuidado al intervenir en espacios ajenos a nuestra cultura e incluso actualizarnos en el entorno propio antes de presentar un objeto, ya que la solución puede generar más conflictos que lo solucionado.
La parte que más me interesa de la lectura es precisamente la discusión que se genera por la globalización en las culturas ya que este fenómeno mercantil busca estandarizar los objetos de uso y formas de vida de todas las culturas, de ejemplos se mostraban en el texto intenciones de estandarizar un frigorífico en Europa, o publicidad que para unos era erótica o simpática y para otros era irrespetuosa y racista. Más allá de los productos, los efectos de la comunicación mundial y la globalización nos han traído incluso pieles superficiales de otras culturas, se entiende así la orientalización de occidente (feng shui, yoga, budismo, etc.) como la occidentalización de oriente (uso de marcas, rompimiento de costumbres). Estos datos nos refuerzan aun más la idea sobre la necesidad del diseñador en contextualizarse antes de diseñar.
Recordando el texto me pareció muy importante también recordar que las intenciones que expresa el diseñador pueden ser tergiversadas o ampliadas por el usuario final del objeto, así recordamos que los objetos generan sensaciones que muchas veces no son premeditadas por el autor de los mismos, se rompe entonces la estandarización. Los ejemplos abundan en la cultura latinoamericana desde la apropiación del conductor de pesero que le incrusta un Cristo y mil adornos a la cabina hasta el elegante restaurante que rompe con floreros de colores el minimalismo de un establecimiento. Somos barrocos.

Utilidad y Significado, David Almog

Los hombres, formamos parte de un colorido abanico de diferentes culturas, costumbres, rituales y formas de vivir. Dependiendo el grupo del que formamos parte, de nuestro contexto, adoptaremos determinadas conductas respecto a nuestra vida y a la forma en que nos desenvolvemos e interactuamos con todos los agentes que se integran a ella. Uno de éstos agentes que interfieren en nuestra forma de vivir y, en nuestro contexto por lo menos, determinan el rumbo de nuestra vida.
Ahora, la función de un objeto es el de resolver necesidades percibidas, ya sean psicológicas como el prestigio o placer, o físicas hablando de llevar a cabo una actividad con mayor facilidad. Éstos dos elementos por lo general van entrelazados; cuando un objeto ayuda a que una actividad se realice de una forma rápida, simple (o elaborada complicada, dependiendo la finalidad del diseño) viene a su vez acompañado de un placer de uso, placer que nos brinda estatus social, satisfacción propia, etc.
Cuando un objeto cumple con éste cometido, es un objeto útil, ayuda a completar una acción sin estorbar al usuario.
A lo largo de la Revolución Industrial, entra en debate la utilidad de los objetos, pues movimientos como el Arts & Crafts, que son paralélelos al surgimiento de estilos historicistas como el neobarroco y neogótico, buscaban únicamente que el objeto fuera estético, abusando con el uso de la ornamentación. Los procesos industriales exigían diseños más sencillos y simples de fabricar, puesto que el proceso industrial se entorpecía con todo lo que personajes como Peter Behrens, o Walter Gropius llaman “innecesario”. Comenzó la búsqueda de simpleza y aumento en la utilidad de los objetos, presentándose el estatuto “la forma sigue a la función”.
Ahora, teniendo formas simplificadas y procesos industriales mejorados, se buscó la estandarización de los objetos, para agilizar su proceso de producción y expandirse en el mercado. Algunos objetos han logrado globalizarse, pero ha tenido su precio.
Con tantas culturas diferentes, y como lo mencionaba antes, el hecho de que el hombre tiende a dotar de alma a los objetos, provoca un catálogo aun más amplio de significados que los objetos adquieren dentro de cada grupo o hasta podríamos hablar de una significación personal con la cual se dota al objeto.
Ésta estandarización, es un problema por eso mismo, existiendo tantas culturas los objetos que son útiles y significativos para unos, entorpecen u ofenden a otros.
En México, el diseño, como muchas otras cosas, tiende a copiar a la cultura europea y estadounidense. Se coloca al diseño en el papel de “cosas bonitas” para una clase privilegiada. Siendo los pilares de lo que es un objeto, cuando hacemos esto, ignoramos lo que nuestra cultura requiere, lo que nuestra cultura considera útil y significativo.
Sólo nos enfocamos en un muy reducido campo y no vemos lo que el resto de nuestro país necesita. Es por eso que estudiar comprender y aplicar lo que para los mexicanos nos es significativo y nos es útil es sumamente necesario si queremos que el diseño en México de un paso adelante.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Diseño y Bienestar social

Quien quiera ver el depurado comedor "línea danesa", de Van Beuren que se expone en el Museo Franz Mayer, evocará seguramente las comidas familiares de hace algunos lustros; si se trata de un viejo trabajador de la ya extinta marca mexicana, sin duda se remontará a los días en que los terrenos de la compañía en Naucalpan abarcaban, amén de la fábrica, las viviendas de los obreros, la escuela, el campo deportivo. Todos rememorarán una vida más sosegada, que hoy parece inverosímil.

"Huellas de la Bauhaus. Van Beuren, México" es una muestra que no solamente rescata el legado de una de las industrias nacionales más notables del siglo XX, sino también un concepto de comunidad productiva que beneficiaba tanto a los patrones como a los obreros. La curadora de la exposición, Ana Elena Mallet, ha localizado a varios de los antiguos trabajadores de la gran planta que existió hasta los años 70 en Naucalpan de Juárez. Sus testimonios pueden ayudar a reconstruir una parte de la historia industrial mexicana.

* DISCÍPULO DE LA BAUHAUS

La escuela alemana Bauhaus fue una de las instituciones que revolucionaron el diseño industrial, la arquitectura y las artes aplicadas en las primeras décadas del siglo XX. Amén de sus enseñanzas profesionales, las propias instalaciones funcionales y modernísimas del plantel se convirtieron en el paradigma de una nueva era en las construcciones, los ambientes y los enseres destinados a la vida cotidiana de la sociedad de masas.

Era la Bauhaus una comunidad integrada, donde los profesores residían permanentemente y también convivían con sus discípulos en toda clase de actividades, no solamente en las aulas. Fueron célebres las fiestas temáticas de la escuela, su orquestina y sus incontables experimentos de diseño industrial.

Michael van Beuren (nacido en Nueva York, el 18 de marzo de 1911) estudió en la Bauhaus entre 1931 y 1932. Entre sus maestros se contó Mies van der Rohe, uno de los revolucionarios de las artes aplicadas. Van Beuren llegó a México en 1937 y, tras desempeñar diversas actividades, se abocó al diseño y fabricación de muebles, con el objetivo de llevar a la realidad los ideales de la Bauhaus: producir unos muebles innovadores, funcionales, de alta calidad, pero de precio accesible.

Junto con el diseñador alemán Klaus Grabe, condiscípulo de la Bauhaus, creó la pequeña empresa, Grabe & Van Beuren; más tarde creó su primera marca, Domus, y en 1941, Van Beuren obtuvo un premio en el concurso "Diseño Orgánico para Mobiliario Habitacional", convocado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Su silla de reposo "Alacrán" se puso a la venta en una de las tiendas neoyorquinas más acreditadas.

En 1950, con la incorporación de su hermano Fredderick T. van Beuren, la empresa familiar se convirtió en Van Beuren S.A. de C.V.; la compañía produjo en serie sus líneas de muebles modernistas, que se ganaron rápidamente la preferencia de los consumidores. Así, a mediados del siglo XX, la fisonomía de los hogares mexicanos se renovó y el cine nacional, casi intuitivamente, capturó algunas imágenes de aquella transformación.

* MODERNISMO A LA MEXICANA

Ana Elena Mallet comenta:

-"La línea danesa es un ejemplo de cómo se pueden hacer muebles económicos, con soluciones muy creativas y sencillas. Muchas de estas soluciones que Michael van Beuren presentó en esta línea danesa fueron copiadas intensamente, porque eran muy funcionales, muy sencillas y muy fáciles de aplicar, como las patas con sus bases protegidas con latón para que no se desgastaran y fueran intercambiables, o la sustitución de los tiradores tradicionales por círculos de latón hundidos en la madera. La 'línea danesa' y la 'línea pino', fueron las más populares, se vendieron con gran éxito en las tiendas departamentales; se imitaron mucho, porque eran muy económicas y con muy buen diseño. Hubo toda una serie de seguidores de Van Beuren".

Van Beuren adaptó la filosofía de la Bauhaus al medio mexicano, comenta Mallet: "Muchos de estos diseños, como las patas abiertas en ángulo, vienen directamente de la Bauhaus, de la vertiente funcionalista que vivía su auge en Europa durante los años 30, 40, e incluso hasta los 50. Lo que pasa es que Michael van Beuren, en lugar de recurrir preferentemente al material que más se utilizaba en la Bauhaus, el metal, se abocó mucho a las maderas, porque en México había muchos tipos de madera, y los artesanos sabían bien cómo trabajarla. Era a lo que estaba acostumbrado el mercado mexicano, más que al metal que a nuestra gente le parecía muy frío, por lo que se inclinaba mucho más hacia los muebles de madera. En la actualidad aún contamos con una mano de obra muy calificada para el trabajo con la madera. Es un factor que deben aprovechar los diseñadores actuales".

En los años 70, la casa Van Beuren llegó a tener un aserradero por el rumbo de Tlatilco; ahí se procesaban no sólo las maderas del país, sino incluso algunas que se importaron del África. Sin embargo, las restricciones y reglamentos a favor del medio ambiente en los años 70 obligaron a cerrar aquellas instalaciones, por lo que la compañía se abocó a la fabricación de muebles exclusivamente.

* UNA COMUNIDAD INTEGRAL

La compañía Van Beuren aplicaba los "métodos racionales estimulantes" de trabajo: los obreros vivían en las casas erigidas en los terrenos de la empresa, comían en las instalaciones de la misma y los niños asistían a la escuela de la planta. Nadie tenía que invertir tres horas para trasladarse de su domicilio a su centro laboral, ni había necesidad de llevar a los escolares en camión hasta las aulas.

Mallet ha estudiado aquel sistema: "fue un modelo de trabajo adoptado por diversas compañías: atrás de lo que fue Loreto y Peña Pobre, todavía están las casas de los antiguos trabajadores de la desaparecida fábrica de papel; este esquema se desarrolló durante los años 30, y en México, compañías como Van Beuren o D.M. Nacional, lo supieron aplicar muy bien. Era un modelo de alguna manera de izquierda, que sí generaba bienestar en la vida de los trabajadores y de sus familias. Los hijos de los trabajadores iban a la escuela ahí, la gente iba a misa los domingos en una capilla que había en las instalaciones; había actividades recreativas, cuando eran las fiestas de los trabajadores había corridas de toros. Existía una comunidad establecida".

¿Funcionaba bien aquel modelo? Mallet contesta:

-"Sí, por lo que me dicen los trabajadores que logré entrevistar, les funcionó muy bien hasta los años 70, cuando se vendió la fábrica y la gente se dispersó. Muchos seguían viviendo en las viejas instalaciones, pero ya trabajaban en otros lados. Creo que también el desbordamiento de la ciudad ocasionó que ese tipo de modelos dejaran de existir. Pero funcionó muy bien. Hay una parte de esa historia muy importante que está saliendo a la luz, a raíz de estas investigaciones del diseño que hemos realizado, que es la historia industrial de México. No existe un Museo de la Industria en el país, ni existe una historia de la industria. Hubo grandes industriales en nuestro país, como Michael van Beuren, don Carlos Prieto, don Antonio Ruiz Galindo, que fueron parte de ese desarrollo moderno del México de los años 40 y 50. Ese es un legado muy importante, que incluso las propias empresas no han sabido rescatar".

Un testimonio fílmico de aquel modelo es la película "Borrasca en las almas" (1954), de Ismael Rodríguez, donde Carlos Orellana es un obrero recién llegado a la hoy desaparecida planta D.M. Nacional. La cinta muestra las viviendas, amplias, modernas y funcionales del personal, el campo deportivo, el gimnasio, la escuela, la piscina con trampolín, la tienda de consumo y el espacioso comedor.

Éstos son otros tiempos, pero hay unas enseñanzas inapreciables en la historia de aquellas industrias; nos podrían ayudar a resolver muchos de nuestros problemas actuales, a reconstruir una sociedad más racional y, sobre todo, el sentido de comunidad.

La muestra puede visitarse de martes a domingo, en Avenida Hidalgo 45, Plaza de la Santa Veracruz. Martes a viernes, de 10:00 a 17:00 horas; los sábados y domingos, de 10:00 a 19:00 horas. Habrá mesas redondas sobre el influjo de la Bauhaus en México y sobre el rescate del diseño mexicano.

Michael Van Beuren

Michael van Beuren nació en Nueva York, el 18 de marzo de 1911. Llegó a México en 1937 buscando nuevos horizontes y la posibilidad de ejercer como arquitecto no titulado. Primeramente pasó una temporada en Acapulco, y se hizo cargo de la construcción y el diseño de interiores de los bungalows del Hotel Flamingo’s, posteriormente se dirigió a la ciudad de México. Sus primeros trabajos en la capital fueron una serie de casas que llevarían los números 1, 2 y 3 en la calle de Liverpool.

Una vez acoplado al país, Van Beuren se dio cuenta de que sería difícil ejercer sin el título de arquitecto, pero que con su habilidad y conocimientos adquiridos en la Bauhaus, podría incursionar en el ramo mueblero y brindarle a la sociedad mexicana una nueva oferta de diseño, más acorde con los nuevos tiempos, y que se adaptaría a la arquitectura moderna que ya destacaba en el panorama.

En 1938 comenzó a diseñar muebles con su colega de la Bauhaus, el diseñador alemán Klaus Grabe, de esta forma crearon una pequeña empresa que operaba bajo el nombre de Grabe & Van Beuren.

Posteriormente Michael van Beuren creó Domus, su primera marca y probablemente la más conocida. Con ese nombre se abriría la primera tienda en el número 40 de la calle de Hamburgo en la década de 1940; esta compañía sirvió de paraguas a diversas marcas que inundaron el mercado mexicano con interesantes diseños y un enfoque mucho más internacional y moderno, dejando atrás el “estilo mexicano” que los intelectuales y artistas habían tratado de poner de moda en esta búsqueda frenética por una identidad nacional.

En 1941, Van Beuren participó en el concurso Organic Design for Home Furnishing (Diseño Orgánico para Mobiliario Habitacional), organizado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Este certamen por primera vez incluía a diseñadores latinoamericanos en su convocatoria. Esa ocasión la dupla formada por el matrimonio de Clara Porset y Xavier Guerrero y el terceto conformado por Michael van Beuren, Klaus Grabe y Morley Webb ganaron un galardón. Fue entonces cuando la chaise loungue a la que Michael había bautizado como Alacrán comenzó a comercializarse en Bloomingdale´s a un precio de 69.98 dolares.

En 1950 Fredderick T. van Beuren, hermano de Michael, pasó a ocuparse de la parte de producción del taller, con la intención de hacerlo más eficiente, de crecerlo con miras a convertirlo en una verdadera fábrica. Con su hermano dentro del organigrama, el negocio dejó de llamarse Domus –aunque se conservó la marca – para convertirse en Van Beuren S.A. de C.V.

Hacia mediados de aquella década, Van Beuren, S.A. de C.V. ya era capaz de producir en serie, lo que le permitía realizar varias líneas al mismo tiempo y también conservar una estupenda calidad.

Además de Domus, Van Beuren produjo otras líneas que resultaron muy exitosas y llegaron en el momento en que México buscaba la transición hacia una estética más internacional. Tal fue el caso de la marca Calpini de la que da cuenta la revista Espacios de 1951, y de Decapóls (1961), que con una fuerte influencia bauhausiana, fue una de las más populares durante aquel periodo y llegó a tener un gran éxito de ventas en almacenes como El Puerto de Liverpool.

Michael van Beuren siguió diseñando y se retiró a vivir a la ciudad de Cuernavaca donde falleció en 2004. Hoy sus muebles, representan uno de los momentos más fructíferos de la producción de mobiliario en el país, y han pasado a ser parte importante de la historia del diseño en México del siglo XX.

En el marco de la exposición, el museo presentará una serie de talleres infantiles que se llevarán a cabo todos los domingos de julio bajo el título de La forma sigue a la función con el objetivo de que los infantes conozcan la vida y obra de Van Beuren, así como la evolución del diseño mobiliario en México. Asimismo se realizarán una serie de conferencias dirigidas al público en general en el que participarán connotados arquitectos y diseñadores.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

David Almog: “De Las Confusiones De Un Nacionalismo Cultural”

Universidad Iberoamericana
Diseño Industrial
Diseño Industrial en México
David Almog S. Tawil

La Cultura, es el conjunto de formas de pensar, modos de vivir, logros y realizaciones pertenecientes a un grupo de personas en determinado tiempo y espacio. Una nación se conforma por éstos grupos de personas, que comparten valores, unidos por un fin en común.
El término “Nacionalismo Cultural” puede ser interpretado de tan varias formas, pero en realidad es un concepto muy complejo. Nacionalismo cultural responde a la búsqueda de mantener en cierto sentido “protegida” la cultura propia de posibles influencias externas, críticas o demás elementos, pero desde ése momento ya nos estamos contradiciendo; el querer mantener a una cultura aislada va en contra de la naturaleza de la cultura misma, pues ésta tiende a evolucionar, a absorber características de otras y responder a lo que su gente necesita, piensa y siente en ese momento. Inclusive por interés político, el “rescatar” una cultura nacional para levantar la moral de la sociedad o sea cual sea su fin, es rescatar algo vacío, que carece de autenticidad aun presentado la esencia de lo que consideramos como nuestra propia cultura, ya que responde a la necesidad o interés de una persona o un solo grupo, en este caso el Estado, buscando que los lineamientos que se establezcan como parte de una cultura nacional se sigan simplemente porque si. Es por eso que es de suma importancia entender que nuestra cultura será nuestra y solo nuestra cuando comencemos a juzgarla con los ojos abiertos, a no hacer las cosas porque si, hacerlas porque entendemos lo que engloba y lo que se busca con ello. Debemos ser congruentes en éste sentido; juzgar, criticar y entender por qué hacemos las cosas sin perder la esencia misma de éstas, de esta manera estaremos dando lugar a que la cultura evolucione, respondiendo a las necesidades de la sociedad en el momento y sin estar perdiendo su autenticidad.
Ahora, el hablar de un nacionalismo no es lo mismo que hablar de la identidad nacional. Siguiendo la misma idea anterior, el nacionalismo es una ideología, es decir, responde únicamente a los intereses de quien o quienes la proponen, pero no tiene un significado más profundo para los demás, simplemente se siguen de forma pasiva. Es por eso que por el simple hecho de juntar ésta palabra con cultura, automáticamente se nos da a entender que en ningún momento se propiciará la evolución de ésta; la cultura será considerada como tal sólo cuando ésta responda directamente a las metas de la ideología que lo propone. Al permitir esto, en lugar de proteger nuestra cultura, estaremos condenándola. En cambio, la identidad nacional es parte del porqué adoptamos una cultura como propia; es un ciclo en el que se entiende y se acepta el porqué de la cultura a la que pertenecemos y éste sentido de pertenencia nos da el impulso para entenderla y aceptarla.
Es por eso que es necesario entender nuestra cultura y saber por qué hacemos lo que hacemos, criticarla cuando es necesario y dar la bienvenida a cambios cuando sea preciso. De ésta manera, propiciaremos la evolución de nuestra cultura y su congruencia con lo que vivimos y sentimos en éste momento y en éste lugar.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Esteban Pacheco. Nacionalismo Cultural

Desde que este texto de Luis Villoro fue escrito hace casi 30 años, poco a cambiado la situación en cuanto a la cultura mexicana. Considero que hoy en día no hay lugar para un “nacionalismo cultural”. El término es un tanto obsoleto, hace cincuenta años creo que se podía más o menos definir en medio de un país relativamente aislado del exterior. Lo que tenemos hoy en día en México es algo que creo que puede ser llamado un “regionalismo cultural”, especificidad creativa más local, donde se mantienen las tradiciones de una región pero en cierta manera se toman aspectos concretos de otras para ser incorporadas o fusionadas.
También esto abre una pregunta ¿realmente podemos fundir en “nacionalismo” una cultura tan rica como es la mexicana, toda su diversidad, tradiciones y costumbres? Tan solo pensemos en toda la cantidad de variantes que tenemos en la comida, por ejemplo, si bien hay aspectos que son comunes la cultura culinaria varía mucho de región en región ya sea por las diferentes especias y productos, como las formas de prepararla, desde nuestras raíces indígenas hasta los ingredientes incorporados traídos desde otras culturas.
Creo que esta analogía se puede pasar al diseño donde no es lo mismo una silla con aspectos de la tradición oaxaqueña a una desarrollada en algún pueblo de la región chiapaneca por ejemplo.
Hoy en día hace falta en todo caso una definición de “regionalismo cultural” que hable de las diferencias y especificidades regionales, que promueva y proteja las raíces de las culturas, pero que sin embargo no se cierre a la creación y fusión de culturas. Después de todo nos guste o no vivimos en un mundo globalizado con siglos de influencias culturales entre unos y otros.
Esto en la cultura. Pero si movemos el termino “nacionalismo cultural” a otros aspectos más generales podemos darnos cuenta que ni en la economía ni en la política mexicana podemos hablar de un nacionalismo, de algo propio surgido de tradiciones nacionales, o formas de gobierno autóctonas. Si las hay, nos referimos a los “usos y costumbres” de pueblos indígenas, las cuales hay que respetar y contribuir a su existencia.
Hoy en día el diseño latinoamericano es básicamente hacer piezas de mobiliario u ornamentación, artesanías, con un estilo súper folclórico y que si lo analizamos bien es pasar del recuerdito a algo que emula la estética europea o americana solo con diferentes materiales en lugar de diseñar. O peor aun traer diseños europeos y insertarlos en nuestra cultura cuando ni siquiera fue diseñada para nosotros.
Lo peor es que pocos países tienen los recursos culturales que tiene México si realmente apoyáramos a nuestro país, generáramos formas de usar nuestros recursos en lugar de tener que mandarlos a otro país para que lo transformen en algo útil y después pagar casi el doble por el material ya maquilado; eso seria un buen inicio.
En México sobra talento, lo que nos falta es apoyarnos mutuamente, no se trata de estar echándonos lodo unos a otros, tenemos que madurar como nación y sobre todo dejar de querer copiar a Estados Unidos, Europa o Asia, en general, encontrar nuestro propio estilo de diseño un estilo que englobe toda nuestra cultura y tradiciones, pero que vaya mas allá de ser algo ornamental o de mobiliario, que sea algo que realmente ayude a generar un cambio, un verdadero “milagro mexicano”.

miércoles, 25 de agosto de 2010

Arquitecto Oscar Hagerman


tomado de La Jornada
Elena Poniatowska/ I

El arquitecto Óscar Hagerman


Silla diseñada por Óscar Hagerman
Lo primero fue la silla. No la de Van Gogh, pero parecida, porque las sillas honestas, las puras se parecen entre sí.

–Al salir de la Universidad fui a trabajar a una cooperativa en Ciudad Nezahualcóyotl, que se llamaba Emiliano Zapata y les hice varios diseños de mobiliario. Ellos fabricaban cofres para difuntos (así les dice Óscar a los ataúdes) y ganaban muy poco, eran pequeñísimos sus márgenes de utilidad. Se animaron mucho con la idea de hacer muebles y durante casi seis años, además de diseñar, los ayudé a conseguir proveedores, cuidar sus máquinas y seguir todo el proceso.

–¿Y ahí inventarse la silla?

–Sí, les hice diseños de casi todas las piezas de una casa, comedor, sala, y una de ellas fue una silla para comedor que recibió un premio del Instituto Mexicano de Comercio Exterior. A la premiación vinieron unos artesanos de Opopeo, Michoacán, les gustó mucho y la compraron, la copiaron y la produjeron en su pueblo que es de carpinteros. Llevaron la estructura de madera a Tenango del Valle y, en la cárcel, los presos tejieron el asiento de palma y así consiguieron hacerla a muy bajo costo.

“Cuando les hice el diseño de la silla pensé en la silla tradicional, la de palo que hay en los pueblos, esa silla muy barata de pino que venden a 35 o 40 pesos, la que usan en su casa los campesinos de México.”

–Es como la silla de Van Gogh.

–Es como la silla del cuadro de Van Gogh. Mi diseño tiene mucho que ver con ella, pero cuidé la parte de su comodidad y su fabricación, que fue muy sencilla. Los artesanos la copiaron y la empezaron a vender en las banquetas, en los mercados, en las carreteras. Vendían cientos de miles de sillas.

–Ha de ser bonito, Óscar, pensar que en la casa de muchas familias se encuentra una silla que tú hiciste, en escuelas, en fondas, en mercados, en restaurantes, en salas de espera, en…

Cientos de miles de sillas Hagerman

“Siempre he pensado que tuvo una aceptación muy grande porque partí de la silla popular, que ya usaba la gente. Cuando la gente la vio, la reconoció como suya y la adoptó. Durante cinco años los talleres de Opopeo, Michoacán, produjeron muchísimas sillas. Era la pieza que más producían y vendían.”

He aquí la historia de la silla que es posiblemente uno de los muebles más reproducidos de la historia de México, casi como el metate.

El mobiliario, la más pequeña de las arquitecturas

–¿Por qué te atrajo el diseño?

–Desde que egresé de la Facultad de Arquitectura me interesó mucho el mobiliario, porque sentía que era la más pequeña de las arquitecturas. En aquel entonces empezaba la carrera de diseño en México.

–Clara Porset…

–Clarita trabajó también en el Instituto Mexicano de Comercio Exterior como asesora del departamento de diseño, con el arquitecto Raúl Henríquez, y fue en esa época que arrancaron las escuelas de diseño. Clarita dio clase muchos años en la Facultad de Diseño Industrial de la UNAM, es muy querida ahí. Fue una de las primera personas que trabajó el diseño de una manera profesional y académica en México.

Una silla que cambia la vida

Óscar Hagerman es a la arquitectura lo que John Berger a la literatura: esencial. Desde que se recibió como arquitecto de la Facultad de Arquitectura de su queridísima UNAM, se unió a los que están cerca de la tierra y viven de ella, es decir, a los más pobres. Nacido en La Coruña, España, en 1936, Óscar Hagerman vino a México cuando tenía 15 años, después de Cuba. Olvidó su parte escandinava, pero eso no quita que haya viajado varias veces a Suecia, la patria de su apellido: Hagerman. En México, la silla cambió su vida porque lo acercó a los que nada tienen. Descubrió entonces que lo que quería era compartir su vida. Su esposa, maestra y siquiatra, Doris Ruiz Galindo, y sus cinco hijos, Carlos, Gonzalo, Jerónimo, Lorenzo y Doris, le dieron a su vida otra finalidad, la del servicio, la entrega a los demás. Quisieron hermanarse con todos los hombres, sobre todo con los indígenas. Al Taller de Diseño para el Hombre pertenecieron todos, no porque trabajaran en él, sino porque compartieron su espíritu. Los cinco tienen conciencia social y saben lo que es dar.

A sus hijos, a sus ocho nietos, Óscar les da abrazos de oso, pero a nadie quiere tanto como a “los huicholitos” como él los llama. Son su familia, la tierra de su tierra, la madera de su árbol de la vida, el agua salada de sus lágrimas, la blancura de su risa. Lo acompañé un lunes en la mañana a la escuela de diseño de la UNAM y los alumnos lo buscaban también para abrazarlo. En esa facultad reina la armonía y se difunde el trabajo de Clara Porset, expuesto como un tesoro en uno de los salones. Los arquitectos consideran su legado como una gran fortuna, pero también admiran y quieren el legado de Óscar quien se ha alejado de la arquitectura monumental, de las torres que perforan el cielo, de proyectos aterradores, de malls y conjuntos marcianos. Óscar quiere que las casas canten.

–Edward James escribió: “Mi casa tiene alas y a veces en medio de la noche canta”, es muy bonita esta frase… Me gustaría que mi arquitectura tuviera alas para volar en el cielo de la realidad.

Un canto a la vida

“Yo creo que él era más poeta que arquitecto. Creo que es bueno estar en la realidad y al mismo tiempo en una fantasía, crear un mundo de imaginación y de poesía. De ahí que la casa cante. Por eso decía, siguiendo la frase de Edward James, que la arquitectura debe ser un canto a la vida, el canto de los que la habitan, porque lo más hermoso es que el proyecto salga de la gente. Conozco un ejemplo, en el archipiélago de Suecia, de una casa para dos señores mayores, quienes le pidieron al arquitecto que les hiciera una casa para retirarse y él con cariño y cuidado consideró todo lo que podía hacerles falta y le buscó un lugar a cada cosa. Ver cómo están integrados a su casa todos sus objetos es impresionante porque también en el jardín creó un lugar para tomar el café a mediodía, otro para ver el atardecer. Yo creo que eso es lo más hermoso de la arquitectura.

“En diseño industrial nos enseñan a buscar formas originales, pero la riqueza más grande es hacer un mundo que le pertenezca a la gente y lo sientan suyo porque eso es lo que da felicidad. Si tu casa no tiene que ver contigo no es nada.

“En la escuela debería de haber una materia que nos enseñara cómo relacionarnos, cómo comprender lo que la gente necesita, y para eso hay que aprender a escuchar”.

viernes, 14 de mayo de 2010

Visión prospectiva del Diseño Industrial en México

Por Ma. José Cerbón Canales
Jessica Ladrón de Guevara D.
Juan Pablo Mendoza Ferreira

“El diseño industrial sintetiza conocimientos, métodos, técnicas, creatividad y tiene como meta la concepción de objetos de producción industrial, atendiendo a sus funciones, sus cualidades estructurales, formales y estético-simbólicas, así como todos los valores y aspectos que hacen a su producción, comercialización y utilización, teniendo al ser humano como usuario.” [1] Definir el Diseño Industrial implica tomar en cuenta diversas perspectivas, e incluso así encontraremos múltiples definiciones que no sólo envuelven una actividad, sino un contexto. Es por eso que a través de esta materia nos vemos en la tarea de definir, para nosotros, qué es el Diseño Industrial en México, tomando en cuenta aspectos como su posición en la actualidad, los problemas a los que, como estudiantes, nos vamos a encontrar al salir al mundo laboral y analizar qué es lo que en la actualidad está pasando con nuestros colegas, para proyectar hacia dónde va nuestra profesión en nuestro país.

Este trabajo ahondará en cuatro aspectos: Diseñadores Industriales Mexicanos, Ofertas de Trabajo, Diseñadores Industriales del siglo XXI en el mundo y conclusiones.


Diseñadores Industriales Mexicanos

Durante este curso nos vimos en la tarea de entrevistar a diversos diseñadores industriales mexicanos, donde descubrimos todas las actividades que realizan, lo que nos da una idea del papel que juega el diseñador industrial en el mundo laboral. Dentro de la mayoría, encontramos que son dueños de despachos, empresas y negocios como: Distroller, Cuatro Diseño, Uxor Design Studio, Despacho Ezequiel Farca, Mikasa, Decís México, Godoylab Y Pirwi. Donde encontramos diseño de POP, stands, Store Design, mobiliario de interiores y exteriores, joyería y artículos promocionales como los de Amparín. O colaboradores en colectivos como Cecilia León de la Barra en NEL quien diseña como free-lance e incluso diseñadores como Rogelio Ramos Molina que trabaja como consultor dando soluciones estratégicas a empresas.

Cada uno de ellos tiene fortalezas y competencias que ellos mismos han identificado y que los han llevado a destacar en el campo profesional. Esto lo constatamos a través de la experiencia que han adquirido en diferentes ámbitos, donde se mencionaron: marketing nacional e internacional, identificación de problemas y solución de éstos de una forma diferente y eficaz, enfoque funcional, perseverancia, ir más allá de las expectativas, saber trabajar en equipo, ser buenos líderes y actualizarse constantemente.
La mayoría coinciden en un trabajo metódico y organizado, así como el estar interesados en temas externos a su profesión y que lo que hacen sea una forma de vivir que les apasiona.


Algunos otros mencionan puntos como el ser sociable y optimista y sobre todo el tener conocimientos de otras áreas disciplinarias como contabilidad, administración, medicina, sociológica y técnicas representativas y laborales.

Muchos coinciden en que los obstáculos que se han encontrado son sobre todo, la falta de conocimiento de la profesión por parte de las empresas y los clientes y por lo tanto de una oportunidad laboral, lo que les dificultaba el tener y conseguir proyectos y trabajos, esto significaba tener que tocar puerta tras puerta y demostrar con un muy buen trabajo que como diseñadores industriales somos capaces de resolver problemas de una forma integral. También se menciona el conocimiento teórico pero la falta del conocimiento práctico y es con lo que más han lidiado los diseñadores al salir de la carrera.
Los que han iniciado sus despachos y/o fábricas mencionan problemas financieros y la falta de conocimientos como de contabilidad y administrativos, así como la falta de un buen equipo para poder comprender que se debe saber diseñar, producir, empacar, supervisar, comercializar, cobrar y vender.
Muchos mencionan que ayuda mucho tener contactos, ya que los van llevando a nuevos clientes y a ser reconocidos y por último, aunque no menos importante, mencionan también la protección de sus trabajos (plagio o abuso del cliente).

Así pues en general han logrado superarlos de formas similares, se podría decir que todos se pusieron las pilas, observaron sus debilidades y decidieron empezar a trabajar en ellas. La mayoría fue en cuestión de práctica vs. teoría así como en cuestiones financieras y lo que hicieron fue aprender más con los errores. Cabe resaltar que la organización, planificación y hallar un buen equipo han sido factores fundamentales que se solidifican al encontrar algo que les gusta tanto que deciden ser persistentes.

Fue muy interesante observar que la mayoría menciona lo mismo en cuanto a los principales campos de desarrollo profesional; actualmente en nuestro país falta el conocimiento de la industria sobre lo que un diseñador industrial puede lograr y hacer, por lo tanto no les gusta arriesgarse a contratarnos. En sí, hay campo laboral pero no diseñando objetos sino dando soluciones estratégicas de procesos.
Hay varias opiniones acerca de si hay o no talento, varios mencionan que sí hay y mucho, que contamos con un diseño bello, único, cultural y competente; y algunos otros mencionan que hay poca gente buena y original, falta apoyo educativo básico como el dibujo y la investigación.
Dentro de los aspectos actuales que lo impiden se mencionó: la economía y la ignorancia del pueblo, el gobierno no ha sido capaz de comercializarlo alrededor del mundo, falta de políticas del diseño en México, ausencia de una estructura del diseño a nivel nacional.

Con respecto a dónde está yendo el diseño, se mencionó: diseño de interiores, mobiliario, exhibidores en tiendas departamentales y exposiciones, despachos grandes de diseño, agencias de publicidad, despachos de POP, marketing, desarrollo de productos como Samsonite, Helvex y Vitro, todo lo relativo a computadoras y gadgets, páginas web, empaques, el diseño sustentable, la industria del plástico y las maquilas de la metalmecánica buscarán nuevas formas de aplicar sus materiales.

En general, en cuanto a descubrir oportunidades de trabajo a través de los entrevistados, concluimos que hay muchas, siempre y cuando esté uno dispuesto a luchar, perseverar y desvivirse. Es importante notar que vivimos en un país donde hemos estado tan enfocados en sólo hacer lo que nos enseñaron nuestros antepasados y otros países que admiramos, que realmente nos hemos olvidado de nuestra fuerza de innovación. México se ha definido como mano de obra pero no como mano generadora o creadora de sus propios insumos o de nuevas tecnologías y diseños. Es un trabajo arduo ir por lo que uno quiere, es por eso que los diseñadores que vimos se han desenvuelto en áreas muy diversas, diseñando desde equipo médico hasta POP, porque son los campos en los que ellos han encontrado que sus fortalezas les han ayudado y sus gustos se han reforzado.

La mayoría de los diseñadores menciona que como consejo hacia los estudiantes de nuestra carrera, debemos encontrar algo que nos guste y de ahí explotar nuestro potencial y realmente es algo que ellos aconsejan basándose en sus experiencias. Si vamos a ir tocando puertas y sufriendo altas y bajas, entonces debe ser algo que realmente nos guste, en lo que seamos buenos, y que nos llene, esto nos va a incitar a aprender de otras cosas cuando nos equivoquemos o nos topemos con problemas o simplemente por curiosidad. También se menciona el apoyarnos con equipos de trabajo (ya sean multidisciplinarios o de nuestra misma rama) que nos ayuden a crecer en ámbitos que generalmente una sola mente o un solo par de ojos no pueden llegar a observar y desenvolverse al máximo. Incluso se habló sobre estudios de posgrado, que es más recomendable diversificar en otras áreas como marketing, administración o negocios, para estar más preparados al salir al mundo real.

Ofertas de Trabajo:

Las principales ofertas de trabajo para diseñadores industriales que hay en la actualidad según la extensa investigación que realizamos sobre las bolsas de trabajo son:

- Coordinador de producción
- Supervisor de producción
- Instructor de software de diseño
- Creación de artículos decorativos para el hogar
- Diseño de stands (POP)
- Ingeniero de producto y diseño
- Decorador de interiores
- Diseño de identidad corporativa
- Elaboración de planos
- Elaboración de renders
- Dibujante proyectista
- Dibujante técnico de AutoCad
- Diseñador web
- Consultoría y outsourcing
- Retoque fotográfico

En el mercado laboral actual la mayoría de las empresas todavía no consideran a los diseñadores industriales como parte fundamental de una empresa, ya que no están familiarizados con el perfil o la profesión en sí, por lo que muchas veces contratan a ingenieros o diseñadores gráficos para cubrir puestos que están hechos a la medida de un diseñador industrial.
Por el otro lado los puestos de trabajo que requieren a un diseñador industrial no son necesariamente “específicos” para nuestra profesión y esto se debe a la misma razón, la falta de conocimiento por parte de las empresas o clientes de nuestra formación; por lo general nos ofrecen puestos como coordinadores de producción, marketing, diseño web o en general relacionados con diseño gráfico, pero la ventaja es que debido a nuestra formación integral podemos desempeñarnos en muchas áreas y ambientes transdisciplinarios sin problema alguno y de esta forma demostrarles todo el potencial que tenemos.

En general las expectativas de crecimiento en las empresas encontradas por medio de las bolsas de trabajo no son muy grandes; si hay buenos puestos de trabajo pero generalmente son en empresas chicas que no tienen la proyección de una empresa como 3M u otras empresas más grandes, que posiblemente si nos den una expectativa de crecimiento pero a largo plazo, pero creemos que depende de cada persona y de sus expectativas personales y a lo que respecta de adquirir experiencia, creemos que cualquier oportunidad laboral puede aportar algo de experiencia, conocimiento y desarrollo personal y profesional.
También por lo que hemos aprendido en nuestra investigación, hemos descubierto que muchos diseñadores se lanzan a abrir un negocio o despacho propio sin tener experiencia previa y nos dimos cuenta que si se tienen las herramientas necesarias para sacarla adelante y se está dispuesto a aprender de los errores hay muchas expectativas de crecimiento.

En la actualidad las empresas que están solicitando puestos de diseño industrial son muy variadas, y esto es gracias a que tenemos un enfoque o forma diferente de solucionar problemas, se puede decir que diseñamos soluciones, pero principalmente son agencias de publicidad, consultoras, fábricas de producción masiva, empresas de diseño de proyectos corporativos, producción de eventos, universidades y despachos de diseño gráfico e industrial.
Hay muchas empresas que pudieran necesitar contratar diseñadores industriales pero que todavía no se dan cuenta de esto, como empresas de innovación, empresas que se dedican a la mercadotecnia o incluso empresas alimenticias y de equipo médico; necesitan a alguien capaz de diseñar planes de trabajo y de dar soluciones innovadoras.

Los principales requisitos que piden las empresas para contratar a un diseñador industrial son: manejo de softwares de diseño, saber trabajar bajo presión, ser creativo, disponibilidad de horarios, capacidad para bocetar, conocimiento y manejo de materiales diversos, saber inglés, experiencia en ciertas áreas, entre muchos otros.

Con base en nuestra investigación, nos gustaría desarrollarnos en campos como el diseño de mobiliario, interiorismo e iluminación porque son campos muy extensos con muchas posibilidades de crecimiento, porque se pueden mezclar y jugar con muchas formas, texturas, colores, y algo que creemos que es la clave de un buen diseño es la implementación de la luz en puntos e intensidades adecuadas y lo más importante porque es lo que realmente disfrutaríamos, algo que nosotros creemos que es esencial para tener éxito.

Diseñadores Industriales del siglo XXI en el mundo

En nuestra investigación sobre los diseñadores industriales del siglo XXI en el mundo nos dimos cuenta que los productos que se están diseñando son muy variados, encontramos arte-objeto, mobiliario de todo tipo, luminarias, electrodomésticos, gadgets, artículos de cocina, automóviles, accesorios, entre otros, utilizando la tecnología más avanzada y en algunos casos la sustentabilidad como base del diseño.

También algo importante que debemos resaltar es la forma en la que trabajan los diseñadores industriales en otros lugares del mundo, ya que tienen muchas ventajas en cuanto a métodos de producción y tecnología; los procesos para transformar la materia prima en otros lugares del mundo son mucho más avanzados y mucho más eficientes. En cuanto a la metodología creemos que es muy parecida que la que siguen los diseñadores en México ya que el proceso creativo y de investigación no cambia mucho y siempre puede variar según el diseñador, pero siguen teniendo la ventaja de saber que casi todo lo pueden construir sin tener que cambiar el país de producción por falta de tecnología o recursos económicos; sin embargo si encontramos algunos diseñadores que tienen un proceso de diseño completamente distinto como Kohei Nishiyama de Elephant Design, que utiliza un sistema de diseño y producción online llamado Cuusoo Seikatsu que él mismo diseñó y que lo que hace es reunir ideas de consumidores, lo que permite a los diseñadores más tarde materializar estas ideas en objetos de diseño; y en caso de que haya suficientes interesados en un producto, este se produce y comercializa.

Las tendencias de diseño mundiales observadas en la actualidad son principalmente minimalistas, también el diseño sustentable y biodiseño están tomando fuerza, se busca también un diseño con identidad nacional y los avances tecnológicos cada vez marcan más pautas de diseño, pero en realidad la tendencia varía mucho, según el diseñador o país; por ejemplo F. & H. Campana son dos hermanos brasileños que experimentan con objetos que originalmente funcionaban para algo diferente y ellos utilizan estos objetos como materiales para crear cosas nuevas, y al mismo tiempo les dan una identidad “cultural”.

Conclusiones

La situación de nuestro país en materia de diseño industrial es que el diseño todavía no es valorado, falta fomentar la buena e integral educación y el conocimiento de la profesión en si, sin embargo hay potencial y buenas propuestas de conceptos que tristemente se quedan en ese status y es algo que al parecer ha sido normal desde hace mucho tiempo. Así pues como en todos los campos hay obstáculos y retos que superar, principalmente al momento de materializar los objetos ya que nuestro país es escaso en desarrollo de materia prima incluso muchas empresas prefieren copiar a otros países en términos de diseño y al ver que esto es lo que se busca los mismos diseñadores imitan este ejercicio. Esto es completamente incongruente, ya que cada país tiene necesidades diferentes y México necesita tener una cierta “identidad cultural” de diseño; con esto no nos referimos a que nuestros diseños tengan ciertas características estéticas que remonten a nuestro pasado histórico y cultural sino que las soluciones de diseño mexicano deben atender a las necesidades especificas de nuestro país, como por ejemplo tomando en cuenta la variedad de usuarios para los que diseñamos, ya sea por estrato social, etnia o necesidad.

Conociendo la situación del diseño industrial en México nosotros creemos que para tener éxito debemos siempre actualizarnos de lo que sucede en el mundo en términos de diseño y principalmente en nuestro país en general acerca de las necesidades de los diferentes sectores de la población, debemos saber identificar problemas y ver a futuro, dar soluciones innovadoras y no basar todas nuestras propuestas en los avances tecnológicos ya que éstos rápidamente se vuelven obsoletos, debemos ser persistentes, pacientes y darnos a conocer, tratar de romper paradigmas y apasionarnos por lo que hacemos.

En este curso hemos aprendido que los objetos son parte esencial de nuestra cultura, ya que nos muestran la forma de vida de las sociedad, sus creencias y otras características; aprendimos que hay una historia del diseño que nos antecede y que sigue creciendo pero que en nuestro país hay una serie de situaciones que nos frenan y no nos permiten alcanzar nuestro máximo potencial como diseñadores, que debemos de hacer todo lo posible para hacer que el diseño industrial en México se empate con el diseño en otros países siendo auténticos y no copiando a los demás, que la globalización es uno de los principales causantes de esto y sobretodo que la educación es la base para empezar a resolver este problema.


[1] Gay, Aquiles y Samar, Lidia (2004), El diseño industrial en la historia, Córdoba: Ediciones TEC. Página 137.

Algunos otros mencionan puntos como el ser sociable y optimista y sobre todo el tener conocimientos de otras áreas disciplinarias como contabilidad, administración, medicina, sociológica y técnicas representativas y laborales.

Muchos coinciden en que los obstáculos que se han encontrado son sobre todo, la falta de conocimiento de la profesión por parte de las empresas y los clientes y por lo tanto de una oportunidad laboral, lo que les dificultaba el tener y conseguir proyectos y trabajos, esto significaba tener que tocar puerta tras puerta y demostrar con un muy buen trabajo que como diseñadores industriales somos capaces de resolver problemas de una forma integral. También se menciona el conocimiento teórico pero la falta del conocimiento práctico y es con lo que más han lidiado los diseñadores al salir de la carrera.
Los que han iniciado sus despachos y/o fábricas mencionan problemas financieros y la falta de conocimientos como de contabilidad y administrativos, así como la falta de un buen equipo para poder comprender que se debe saber diseñar, producir, empacar, supervisar, comercializar, cobrar y vender.
Muchos mencionan que ayuda mucho tener contactos, ya que los van llevando a nuevos clientes y a ser reconocidos y por último, aunque no menos importante, mencionan también la protección de sus trabajos (plagio o abuso del cliente).

Así pues en general han logrado superarlos de formas similares, se podría decir que todos se pusieron las pilas, observaron sus debilidades y decidieron empezar a trabajar en ellas. La mayoría fue en cuestión de práctica vs. teoría así como en cuestiones financieras y lo que hicieron fue aprender más con los errores. Cabe resaltar que la organización, planificación y hallar un buen equipo han sido factores fundamentales que se solidifican al encontrar algo que les gusta tanto que deciden ser persistentes.

Fue muy interesante observar que la mayoría menciona lo mismo en cuanto a los principales campos de desarrollo profesional; actualmente en nuestro país falta el conocimiento de la industria sobre lo que un diseñador industrial puede lograr y hacer, por lo tanto no les gusta arriesgarse a contratarnos. En sí, hay campo laboral pero no diseñando objetos sino dando soluciones estratégicas de procesos.
Hay varias opiniones acerca de si hay o no talento, varios mencionan que sí hay y mucho, que contamos con un diseño bello, único, cultural y competente; y algunos otros mencionan que hay poca gente buena y original, falta apoyo educativo básico como el dibujo y la investigación.
Dentro de los aspectos actuales que lo impiden se mencionó: la economía y la ignorancia del pueblo, el gobierno no ha sido capaz de comercializarlo alrededor del mundo, falta de políticas del diseño en México, ausencia de una estructura del diseño a nivel nacional.

Con respecto a dónde está yendo el diseño, se mencionó: diseño de interiores, mobiliario, exhibidores en tiendas departamentales y exposiciones, despachos grandes de diseño, agencias de publicidad, despachos de POP, marketing, desarrollo de productos como Samsonite, Helvex y Vitro, todo lo relativo a computadoras y gadgets, páginas web, empaques, el diseño sustentable, la industria del plástico y las maquilas de la metalmecánica buscarán nuevas formas de aplicar sus materiales.

En general, en cuanto a descubrir oportunidades de trabajo a través de los entrevistados, concluimos que hay muchas, siempre y cuando esté uno dispuesto a luchar, perseverar y desvivirse. Es importante notar que vivimos en un país donde hemos estado tan enfocados en sólo hacer lo que nos enseñaron nuestros antepasados y otros países que admiramos, que realmente nos hemos olvidado de nuestra fuerza de innovación. México se ha definido como mano de obra pero no como mano generadora o creadora de sus propios insumos o de nuevas tecnologías y diseños. Es un trabajo arduo ir por lo que uno quiere, es por eso que los diseñadores que vimos se han desenvuelto en áreas muy diversas, diseñando desde equipo médico hasta POP, porque son los campos en los que ellos han encontrado que sus fortalezas les han ayudado y sus gustos se han reforzado.

La mayoría de los diseñadores menciona que como consejo hacia los estudiantes de nuestra carrera, debemos encontrar algo que nos guste y de ahí explotar nuestro potencial y realmente es algo que ellos aconsejan basándose en sus experiencias. Si vamos a ir tocando puertas y sufriendo altas y bajas, entonces debe ser algo que realmente nos guste, en lo que seamos buenos, y que nos llene, esto nos va a incitar a aprender de otras cosas cuando nos equivoquemos o nos topemos con problemas o simplemente por curiosidad. También se menciona el apoyarnos con equipos de trabajo (ya sean multidisciplinarios o de nuestra misma rama) que nos ayuden a crecer en ámbitos que generalmente una sola mente o un solo par de ojos no pueden llegar a observar y desenvolverse al máximo. Incluso se habló sobre estudios de posgrado, que es más recomendable diversificar en otras áreas como marketing, administración o negocios, para estar más preparados al salir al mundo real.

Ofertas de Trabajo:

Las principales ofertas de trabajo para diseñadores industriales que hay en la actualidad según la extensa investigación que realizamos sobre las bolsas de trabajo son:

- Coordinador de producción
- Supervisor de producción
- Instructor de software de diseño
- Creación de artículos decorativos para el hogar
- Diseño de stands (POP)
- Ingeniero de producto y diseño
- Decorador de interiores
- Diseño de identidad corporativa
- Elaboración de planos
- Elaboración de renders
- Dibujante proyectista
- Dibujante técnico de AutoCad
- Diseñador web
- Consultoría y outsourcing
- Retoque fotográfico

En el mercado laboral actual la mayoría de las empresas todavía no consideran a los diseñadores industriales como parte fundamental de una empresa, ya que no están familiarizados con el perfil o la profesión en sí, por lo que muchas veces contratan a ingenieros o diseñadores gráficos para cubrir puestos que están hechos a la medida de un diseñador industrial.
Por el otro lado los puestos de trabajo que requieren a un diseñador industrial no son necesariamente “específicos” para nuestra profesión y esto se debe a la misma razón, la falta de conocimiento por parte de las empresas o clientes de nuestra formación; por lo general nos ofrecen puestos como coordinadores de producción, marketing, diseño web o en general relacionados con diseño gráfico, pero la ventaja es que debido a nuestra formación integral podemos desempeñarnos en muchas áreas y ambientes transdisciplinarios sin problema alguno y de esta forma demostrarles todo el potencial que tenemos.

En general las expectativas de crecimiento en las empresas encontradas por medio de las bolsas de trabajo no son muy grandes; si hay buenos puestos de trabajo pero generalmente son en empresas chicas que no tienen la proyección de una empresa como 3M u otras empresas más grandes, que posiblemente si nos den una expectativa de crecimiento pero a largo plazo, pero creemos que depende de cada persona y de sus expectativas personales y a lo que respecta de adquirir experiencia, creemos que cualquier oportunidad laboral puede aportar algo de experiencia, conocimiento y desarrollo personal y profesional.
También por lo que hemos aprendido en nuestra investigación, hemos descubierto que muchos diseñadores se lanzan a abrir un negocio o despacho propio sin tener experiencia previa y nos dimos cuenta que si se tienen las herramientas necesarias para sacarla adelante y se está dispuesto a aprender de los errores hay muchas expectativas de crecimiento.

En la actualidad las empresas que están solicitando puestos de diseño industrial son muy variadas, y esto es gracias a que tenemos un enfoque o forma diferente de solucionar problemas, se puede decir que diseñamos soluciones, pero principalmente son agencias de publicidad, consultoras, fábricas de producción masiva, empresas de diseño de proyectos corporativos, producción de eventos, universidades y despachos de diseño gráfico e industrial.
Hay muchas empresas que pudieran necesitar contratar diseñadores industriales pero que todavía no se dan cuenta de esto, como empresas de innovación, empresas que se dedican a la mercadotecnia o incluso empresas alimenticias y de equipo médico; necesitan a alguien capaz de diseñar planes de trabajo y de dar soluciones innovadoras.

Los principales requisitos que piden las empresas para contratar a un diseñador industrial son: manejo de softwares de diseño, saber trabajar bajo presión, ser creativo, disponibilidad de horarios, capacidad para bocetar, conocimiento y manejo de materiales diversos, saber inglés, experiencia en ciertas áreas, entre muchos otros.

Con base en nuestra investigación, nos gustaría desarrollarnos en campos como el diseño de mobiliario, interiorismo e iluminación porque son campos muy extensos con muchas posibilidades de crecimiento, porque se pueden mezclar y jugar con muchas formas, texturas, colores, y algo que creemos que es la clave de un buen diseño es la implementación de la luz en puntos e intensidades adecuadas y lo más importante porque es lo que realmente disfrutaríamos, algo que nosotros creemos que es esencial para tener éxito.

Diseñadores Industriales del siglo XXI en el mundo

En nuestra investigación sobre los diseñadores industriales del siglo XXI en el mundo nos dimos cuenta que los productos que se están diseñando son muy variados, encontramos arte-objeto, mobiliario de todo tipo, luminarias, electrodomésticos, gadgets, artículos de cocina, automóviles, accesorios, entre otros, utilizando la tecnología más avanzada y en algunos casos la sustentabilidad como base del diseño.

También algo importante que debemos resaltar es la forma en la que trabajan los diseñadores industriales en otros lugares del mundo, ya que tienen muchas ventajas en cuanto a métodos de producción y tecnología; los procesos para transformar la materia prima en otros lugares del mundo son mucho más avanzados y mucho más eficientes. En cuanto a la metodología creemos que es muy parecida que la que siguen los diseñadores en México ya que el proceso creativo y de investigación no cambia mucho y siempre puede variar según el diseñador, pero siguen teniendo la ventaja de saber que casi todo lo pueden construir sin tener que cambiar el país de producción por falta de tecnología o recursos económicos; sin embargo si encontramos algunos diseñadores que tienen un proceso de diseño completamente distinto como Kohei Nishiyama de Elephant Design, que utiliza un sistema de diseño y producción online llamado Cuusoo Seikatsu que él mismo diseñó y que lo que hace es reunir ideas de consumidores, lo que permite a los diseñadores más tarde materializar estas ideas en objetos de diseño; y en caso de que haya suficientes interesados en un producto, este se produce y comercializa.

Las tendencias de diseño mundiales observadas en la actualidad son principalmente minimalistas, también el diseño sustentable y biodiseño están tomando fuerza, se busca también un diseño con identidad nacional y los avances tecnológicos cada vez marcan más pautas de diseño, pero en realidad la tendencia varía mucho, según el diseñador o país; por ejemplo F. & H. Campana son dos hermanos brasileños que experimentan con objetos que originalmente funcionaban para algo diferente y ellos utilizan estos objetos como materiales para crear cosas nuevas, y al mismo tiempo les dan una identidad “cultural”.

Conclusiones

La situación de nuestro país en materia de diseño industrial es que el diseño todavía no es valorado, falta fomentar la buena e integral educación y el conocimiento de la profesión en si, sin embargo hay potencial y buenas propuestas de conceptos que tristemente se quedan en ese status y es algo que al parecer ha sido normal desde hace mucho tiempo. Así pues como en todos los campos hay obstáculos y retos que superar, principalmente al momento de materializar los objetos ya que nuestro país es escaso en desarrollo de materia prima incluso muchas empresas prefieren copiar a otros países en términos de diseño y al ver que esto es lo que se busca los mismos diseñadores imitan este ejercicio. Esto es completamente incongruente, ya que cada país tiene necesidades diferentes y México necesita tener una cierta “identidad cultural” de diseño; con esto no nos referimos a que nuestros diseños tengan ciertas características estéticas que remonten a nuestro pasado histórico y cultural sino que las soluciones de diseño mexicano deben atender a las necesidades especificas de nuestro país, como por ejemplo tomando en cuenta la variedad de usuarios para los que diseñamos, ya sea por estrato social, etnia o necesidad.

Conociendo la situación del diseño industrial en México nosotros creemos que para tener éxito debemos siempre actualizarnos de lo que sucede en el mundo en términos de diseño y principalmente en nuestro país en general acerca de las necesidades de los diferentes sectores de la población, debemos saber identificar problemas y ver a futuro, dar soluciones innovadoras y no basar todas nuestras propuestas en los avances tecnológicos ya que éstos rápidamente se vuelven obsoletos, debemos ser persistentes, pacientes y darnos a conocer, tratar de romper paradigmas y apasionarnos por lo que hacemos.

En este curso hemos aprendido que los objetos son parte esencial de nuestra cultura, ya que nos muestran la forma de vida de las sociedad, sus creencias y otras características; aprendimos que hay una historia del diseño que nos antecede y que sigue creciendo pero que en nuestro país hay una serie de situaciones que nos frenan y no nos permiten alcanzar nuestro máximo potencial como diseñadores, que debemos de hacer todo lo posible para hacer que el diseño industrial en México se empate con el diseño en otros países siendo auténticos y no copiando a los demás, que la globalización es uno de los principales causantes de esto y sobretodo que la educación es la base para empezar a resolver este problema.

lunes, 26 de abril de 2010

Competencias Profesionales de los Diseñadores Industriales

Olimpia Domínguez
Víctor Gómez
Adrian Arredondo

Resumen de Competencias

Competencias importantes

1. Ser capaz de dominarse ante situaciones diversas. La versatilidad en un diseñador es esencial, por lo cual tener la capacidad de hacer cambios adecuados en el momento adecuado, de cierta forma "improvisar" es un elemento no solo útil en un diseñador, sino necesario. La capacidad de poder trabajar bajo un régimen estricto de organización, como son las herramientas de calendarios y fechas de entrega, es tan útil como la capacidad de poder trabajar sin estos parámetros de control. Esta confianza que un diseñador llega a desarrollar mientras trabaja, es lo que finalmente llega a dividir a un diseñador emprendedor y permitir que este se desempeñe en su campo de forma exitosa. Por otra parte, algo que resulta critico para el trabajo de un diseñador, es defender un proyecto, no plantarse en una opinión y defender al proyecto como si fuese un hijo a capa y espada sin escuchar opiniones de un tercero acerca de este, ya que la mayor parte de las veces, la crítica no se enfoca en resaltar los errores, sino que se debe de tomar como elementos que nos pueden ayudar a mejorar la propuesta que está haciendo un diseñador. Este tipo de problemas surge sobre todo cuando se presenta un concepto nuevo, ya que pueden llegar a existir problemas en cuanto a la interpretación de dicho producto, en donde encontramos que el problema generalmente es del diseñador, al no hacer la abstracción correcta del producto. Por factores como estos, es que al defender un producto, no se debe de pensar en una posición agresiva en cuanto a la crítica del producto, se debe de mantener una actitud propositiva, la cual permita que el desempeño del producto mejore con los comentarios que se le hacen, ya que generalmente al tener una crítica externa es cuando de mejor forma se logra concretar una idea o proyecto. Ej.: En cuanto a esta estrategia, los diseñadores la comienzan a experimentar desde que se inicia con la carrera, ya que en cada entrega académica que se nos presenta, siempre se tiene que justificar el proyecto propio y después escuchar la retroalimentación del profesor y usualmente de los demás compañeros, en donde siempre como aprendices podemos encontrar si nuestra propuesta funciona o se pudiera mejorar. Nuestra defensa en este tipo de casos es el buen planteamiento de un proyecto o diseño, sustentándolo de la forma correcta en nuestra justificación, una vez logrado esto resulta difícil que nos puedan rechazar un proyecto académico o a futuro un proyecto ante un determinado cliente.

2. Dominar el proceso de Diseño Industrial. Tener en mente siempre a donde se quiere llegar con una idea o ideal, una propuesta, un objeto o producto final teniendo el pleno conocimiento de todos los pasos necesarios para obtener lo propuesto es lo que se necesita para desarrollar objetos, ideas o conceptos exitosos o que se puedan producir; el factor de no conocer por completo lo que necesita todo un proceso de diseño es lo que impide aterrizar ideas de forma concreta al igual que imposibilita la probabilidad de concretar un proyecto. El no tener el conocimiento pleno de lo que conforma un proyecto propio es uno de los obstáculos que mayormente impide a un diseñador de alcanzar sus objetivos como tal. Ej.: Podemos observar algunas de las labores que realiza Daniel Mastretta, quien interviene directamente en todo el proceso de fabricación de los proyectos que presenta, en donde no solo se enfoca en elaborar bocetos y presentar ideas; una vez que el lleva a cabo el proceso de diseño se enfoca en supervisar minuciosamente todo el proceso de construcción, estando así consiente de la calidad del producto que va a entregar al igual que seguro acerca del buen trabajo que se realiza en cuanto a la transformación de un dibujo a un objeto.

3. Proyectar y visualizar escenarios futuros para proponer soluciones de diseño industrial con un enfoque innovador. Es sumamente crucial mantener una visión a futuro, como diseñador siempre se debe de pensar en lo trascendente de un objeto, concepto o producto, no solo porque al lograr esto se puede mantener una determinada calidad de vida para los usuarios, sino que es importante no descartar que el nombre de un diseñador, o empresa, esta de promedio, elemento que puede tanto ayudar al mismo como afectarlo por tiempo indefinido. Es necesario que al desarrollar un producto, se tenga en mente desde un principio, como atacar sectores que aun no existan, o mejorar los existentes, de forma que las soluciones propuestas sean las mejores, con el fin de dar una solución final que por su planeación y coherencia no requieran de una modificación a corto plazo al igual que en caso de ser necesario un cambio, se desarrolle en base a pequeñas modificaciones que puedan dar valor agregado a lo ya creado, tomando en cuenta que estas modificaciones no ocurran hasta un largo plazo; a pesar de lo contradictorio que esto resulte para la visión económica capitalista, es lo más correcto con respecto a lo que se puede y debe de hacer con los consumidores de un determinado producto. Ej.: En México, el ejemplo más claro que tenemos en cuanto a forma de diseñar, es el Andrés Amaya, quien encontró un sector de diseño a nivel mundial que tiene una cierta demanda, pero no tiene una gran cantidad de personas encargadas de satisfacer esta demanda, la forma de trabajo que tiene este diseñador es algo que debemos de tomar como guía a seguir, este enfoque hacia este tipo de temas tabú junto con su gran aplicación de nuevos materiales y tecnologías aplicadas al diseño, es algo que ha convertido a Amaya en un diseñador innovador, con propuestas nuevas y nunca antes vistas, lo que le brinda un gran reconocimiento nacional y sobre todo internacional.

4. Proponer soluciones de diseño industrial a partir de un enfoque estratégico y competitivo. Es esencial tener en mente que no se puede elaborar un producto ni atacar un determinado sector sin previamente analizarlo detenidamente hasta encontrar todas las fallas, aciertos y necesidades del mismo, dado que al elaborar un producto sin esta previa investigación, es lo que el enorme porcentaje de los casos, lleva al rotundo fracaso de los productos que se lanzan al mercado, lo que lleva a pérdidas millonarias para las empresas que producen al igual que a la desaprobación de los productores ante el criterio de los consumidores. El no llevar a cabo una extenuante investigación acerca del sector que se pretende atacar, es como firmar una condena sobre lo que le va a suceder al producto al igual que el desprestigio del diseñador o encargado de la creación del producto. Ej.: Es clave lo que menciona Tanya Moss en cuanto a su forma de diseñar, sobre todo por la visión a futuro que manifiesta en su empresa, en donde con una visión mercadóloga, impulsa a los nuevos diseñadores a trabajar en todos los campos posibles, ya que como bien menciona "hacer lo que te apasiona no siempre te da de comer". Por otra parte, lo que es sumamente admirable por parte de Tanya, es la capacidad de admitir que para poder llevar su despacho y su nombre dentro del diseño a un nivel tan alto, fue necesario aceptar la ayuda de un administrador gracias al cual, ha logrado tal nivel de organización que ha permitido su alto desempeño como diseñadora llevando a cabo trabajos que le permiten sustentar su pasión en cuanto a diseño.

5. Emprender acciones encaminadas a elevar la calidad de vida, valorando el contexto social para comprometerse a atender las necesidades de todos los actores involucrados en el proceso de diseño con una actitud de respeto y de servicio. En cuanto al proceso de diseño, es importante que un diseñador siempre reconozca el trabajo de aquellos que colaboran con el mismo durante el proceso de producción de un proyecto, otorgar reconocimiento a quien lo merece es que lo finalmente mejora la calidad de un proyecto al igual que la imagen del mismo ante la sociedad y los consumidores. El ofrecer un producto final que se compromete a tener la calidad por la cual el consumidor está pagando, permite que el mismo se sienta respetado y satisfecho con el trabajo de un diseñador, por lo cual el renombre del diseñador se eleva al igual que la demanda del mismo, propiciando un mayor éxito del diseñador en base al respeto que se da tanto a colaboradores como a consumidores. Ej.: Un diseñador aun no muy conocido pero con una gran trayectoria en cuanto a la mejoría de la calidad de vida, es Federico Duran, quien a través de sus proyectos, propuestas y diseño se enfoca en brindar soluciones de diseño que permitan a personas necesitadas tener una vida normal; tal y como lo presenta en el proyecto donde le da la oportunidad a niños parapléjicos de poder caminar de nuevo a través de un sistema de piernas mecánicas controladas directamente por el usuario. Este tipo de proyectos son los que ofrecen en verdad calidad de vida, resolviendo necesidades reales para personas reales que necesitan de ayuda para integrarse a la sociedad que usualmente discriminan o hacen de menos.

Estrategias faltantes

1. Estudios complementarios a la carrera de Diseño Industrial. Algo que no se menciona dentro de estas estrategias es el factor complementario que se puede adquirir además de la licenciatura de diseño industrial, es elemental al igual que útil y necesario contar con estudios que permitan tener un mejor desempeño de la carrera, ya sea la elección de una maestría la cual permita el desarrollo de capacidades artísticas para llevar a cabo proyectos con un enfoque inclinado mayormente a todo el sentido artístico que puede tener un producto final, por igual una elección de maestría con enfoque administrativo siempre puede ayudar a una mejor elección de decisiones en cuanto a la elaboración de un proyecto, sobre todo cuando se tiene en mente crear una empresa propia a fin de no cometer errores administrativos que en el sentido lucrativo la empresa no se desempeñe de buena forma ocasionando su fracaso; por último, los estudios enfocados en el comportamiento social de las sociedades puede permitir que al momento de analizar un sector poblacional la creación del producto tenga una mayor efectividad al igual que lograr una mayor satisfacción del consumidor. Ej.: Para la carrera de diseño industrial es importante tener estudios adicionales, por lo cual complementar la licenciatura actual de diseño con una maestría en algún tipo de administración o mercadotecnia, puede ayudar a que el principio de un nuevo despacho no sea tan desastroso como usualmente sucede. Por otra parte, complementar con una maestría enfocada en el estudio del comportamiento humano, esto puede ayudar a enfocar de mayor forma un proyecto al igual que a conceptualizar de forma más adecuada nuestras ideas.

2. Proponer soluciones de diseño industrial basadas en la sustentabilidad. Ya que todo el factor de sustentabilidad que hoy en día se maneja, es poco factible atinar con certeza a un producto sustentable, ya que para que este lo sea, es necesario que todo el proceso de producción sea sustentable, desde la creación hasta la producción y distribución final del producto; ya que es sumamente complejo que un producto sea 100% sustentable es difícil asegurar que este lo sea. Por otra parte, la sustentabilidad hoy en día no es más que otra marca que favorece al capitalismo del mundo, ya que las cosas que se dicen sustentables simplemente no lo son, y cuando son sustentables solo se refiere a una parte de la elaboración y entrega del producto. La parte sustentable en cuanto al diseño tiene un enfoque más bien pensado en como favorecer y ayudar a la ecología, como lograr que los agentes contaminantes que ya existen se puedan reciclar, realmente la sustentabilidad en el diseño va más de la mano con el reciclaje de objetos para obtener productos nuevos o innovadores, no tanto la elaboración ecológica desde el principio, sino dar otro uso a las cosas previamente fabricadas. Ej.: Lo lamentable de este sector es que las cosas sustentables no son realmente lo que dicen o prometen ser, ya que en cuanto a sustentabilidad solo cumplen con un pequeño porcentaje de las normas que mencionan, contaminando por igual al planeta o aun peor, contaminando mas. Un gran ejemplo de este problema es el agua FIJI, la cual se dice sustentable, sin embargo contiene una gran red de mentiras y violaciones legales ya que le dan prioridad al embotellado dejando sin agua a los habitantes de las islas Fiji, además de que su método de transportación de agua al igual que obtención de materia prima para las botellas se consigue llevando y trayendo lo necesario hacia la isla de Fiji y desde la isla, por lo cual se ha comprobado que la sustentabilidad de la marca FIJI es ficticia.

Campo académico de la innovación y la relación con una perspectiva de diseño ..Valeria Alejandrina Jimenez Pinzón

Campo académico de la innovación y la relación con una perspectiva de diseño ::Valeria Alejandrina Jimenez Pinzón. Resúmen de  Leon Cruick...